Se desarticula banda que trasladaba ecuatorianos indocumentados hasta Estados Unidos

El Operativo "Objetivo 24" desarticuló una banda que trasladaba ecuatorianos indocumentados hasta Estados Unidos a través de tres modalidades.

Por Metro Ecuador

Una organización delictiva dedicada al tráfico de migrantes, estafa, falsificación y uso de documentos falsos fue desarticulada por la Policía Nacional, en el operativo “Objetivo 24”.

La organización delictiva estaba conformada por ciudadanos de nacionalidad ecuatoriana, cuyo fin era trasladar a ciudadanos indocumentados hasta los Estados Unidos, por un monto que oscila entre 17.000 y 20.000 dólares, siendo su centro de acción y operación, el Distrito Metropolitano de Quito y Morona Santiago, circuito Gualaquiza.
Tras el allanamiento de un inmueble en la ciudad de Quito se logró la detención de dos ciudadanos; mientras, uno de sus integrantes se encuentra prófugo de la justicia.

Como resultado de este operativo se incautaron tres pasaportes, dos computadoras, tres terminales celulares, una agenda de apuntes, documentos sobre paquetes turísticos, varios documentos vinculantes como: depósitos, copias de cedula de ciudadanía, copias de papeletas de votación, copias de pasaportes, entre otros.

Operativo 24

 

¿Cómo funcionaba esta red de tráfico?

La estructura operaba bajo tres modalidades: la primera consistía en realizar trámites por medio de una empresa Hotelera en los Estados Unidos, la misma que enviaba a la Embajada de nuestro país una carta de invitación y paquetes de tours con la finalidad de que no les sea negado el visado a estas personas.

La segunda radicaba en reclutar a ciudadanos de diferentes ciudades, en especial de las zonas de Cañar, Azuay y Morona Santiago, a quienes les ofrecían obtener el visado en la Embajada de México a través de paquetes turísticos y cartas de invitación de una Agencia de Viajes.

La tercera consistía en trasladarlos por diferentes rutas, dichas travesías lo realizaban por vía aérea y terrestre. El viaje duraba aproximadamente entre tres y cinco meses, por rutas desde la Republica de El Salvador, sin pasar por controles migratorios, hasta llegar a la Republica de México, lugar donde son contactados por otras personas (coyotes), quienes les trasladan por diferentes pasos ilegales hasta llegar a los Estados Unidos.

 

TE PUEDE INTERESAR:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo