Dos militares y un policía lideraban banda dedicada a robar en carreteras

La organización delictiva tomaba ventaja de los conocimientos y acceso a información que tenían sus líderes; ellos eran dos militares en servicio activo de la rama de inteligencia militar.

Por Metro Ecuador

La actividade de inteligencia y la lucha contra el crimen detuvo a diez ciudadanos y se desarticuló un grupo delictivo, que contaba con apoyo de dos militares y un policía, dedicado a varios delitos, entre ellos robo a ejes viales y receptación de vehículos.

Este jueves 8 de marzo, el personal de Subdirección de Inteligencia Antidelicuencial (SIA-UIAD), con el apoyo táctico y técnico del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), Criminalística, Dirección General de Inteligencia (DGI), Sala de Inteligencia Técnica Electrónica (SICOM) y Unidad Técnica Móvil Avanzada (UTMA); y en coordinación con la Fiscalía, realizó el operativo “Objetivo 25″ que dio como resultado la desarticulación de una organización delictiva conformada por ciudadanos de nacionalidad ecuatoriana y liderada por servidores públicos.

La organización delictiva tomaba ventaja de los conocimientos y acceso a información que tenían sus líderes; ellos eran dos militares en servicio activo de la rama de inteligencia militar y se encargaban de la planificación y organización para el cometimiento delos delitos. Utilizaban como centro de acción y operación la Zona 7, Subzona El Oro, Distrito Huaquillas, por su proximidad fronteriza con el vecino país de Perú.

Mediante diligencias investigativas, actuaciones especiales y técnicas especializadas de investigación realizadas por los investigadores de la UIAD se identificó y estableció los roles de los diez integrantes de la banda delictiva.

Los líderes aplicando sus conocimientos y técnicas adquiridas en inteligencia militar, procedían a obtener información relevante sobre lugares con grandes cantidades de dinero (caletas), armas de fuego, mercaderías y metales preciosos (oro). Una vez confirmada la información procedían a dotar a sus colaboradores de medios técnicos y recursos logísticos pertenecientes a la institución militar del Fuerte Militar Arenillas como: uniformes militares, armas de fuego de largo alcance, equipos electrónicos especiales para detectar metales para que se efectúen los ilícitos.

Además, contaban con el apoyo de un policía en servicio activo, quien era el encargado de transmitir información de primera mano a la organización delictiva sobre los distintivos operativos que se iban a realizar en la ciudad. De esta forma, se logró minimizar el riesgo de ser detenidos al momento que se encontraban realizando alguna actividad ilícita y evitar cualquier tipo de control policial.

Como resultado de esta acción policial se detuvo a diez ciudadanos y se allanó 13 inmuebles: tres en la Zona 2, Subzona Napo; uno en la Zona 6, Subzona Azuay; ocho en la Zona 7, Subzona El Oro; y, uno en la Zona 9, Distrito Metropolitano de Quito (DMQ), donde se recopiló una gran cantidad de evidencias y se incautó cinco armas de fuego que serán ingresadas al sistema IBIS a fin de determinar su posible vinculación con otros eventos delictivos.

Los detenidos fueron ingresados a la zona de aseguramiento temporal para ser sometidos a la audiencia de formulación de cargos por el delito de asociación ilícita y tenencia ilegal de armas de fuego. Las evidencias fueron ingresadas al Centro de Almacenamiento de Indicios y Evidencias de la Policía Judicial de Huaquillas.

Te puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo