Noticias

Por qué los humanos sienten fascinación por los lugares en ruinas

Los lugares en ruinas fueron (y son) fuente de inspiración para artistas, escritores y viajeros. ¿Cuál es el atractivo de estos escenarios de la decadencia y del abandono? ¿Qué nos dicen del presente?

La humanidad siempre ha vivido entre sus propias ruinas.

Desde los principios de nuestra historia, hemos explorados sitios arqueológicos y hemos buscado inspiración en los restos de civilizaciones anteriores, con una compleja relación de temor y fascinación que ha quedado plasmada en el arte y la escritura.

Un artefacto antiguo y singular, un mapa del mundo babilonio que data del siglo VI antes de Cristo, marca el inicio de esta obsesión.

  1. ¿Cómo se limpian las ciudades arrasadas por guerras, terremotos y huracanes?
  2. En fotos: la destrucción y las ruinas que dejó del terremoto de 6,2 que azotó a Italia

El mapa, sobre una tableta de arcilla, muestra cómo se imaginaban nuestros antepasados los distintos puntos de la Tierra —tal cual se conocía hasta entonces— e incluye una curiosa referencia. Describía "ciudades en ruinas vigiladas por dioses arruinados".

Para ese tiempo, las ruinas de grandes ciudades como Ur, Uruk y Nínive dibujaban el paisaje, tras haber sido destruidas y abandonadas por guerras o causas naturales.

Eran considerados lugares llenos de magia, terribles presagios para los vivos y guaridas de fantasmas y espíritus malignos.

En el siglo V a.C., cuando el escritor y soldado griego Xenofón regresó a Grecia después de una fallida campaña militar en Persia, él y sus compañeros marcharon a través de las ruinas de estas ciudades.

Tags

Lo Último


Te recomendamos