Se inauguró en Quito el primer Jardín Japonés del Ecuador

El proyecto se ejecutó gracias al aporte y esfuerzo de varias entidades y empresas privadas, que mostraron su grato interés por participar en un proyecto tan interesante; pues se trata de la construcción del primer Jardín Japonés del Ecuador.

Por Metro Ecuador

El pasado 30 de enero en el Jardín Botánico de Quito, con la presencia de María Fernanda Pacheco, Presidenta de la Unidad Patronato San José, Hitoshi Noda Embajador de Japón, Carolina Jijón, Directora del Jardín Botánico de Quito, Esteban Andrade Gerente de Espacio Público de la EPMOOP, se inauguró el primer Jardín Japonés del Ecuador, ubicado en el Jardín Botánico de Quito.

Materiales y mano de obra ecuatoriana se fusionaron junto a la arquitectura paisajística japonesa para crear el primer Jardín Japonés del país.

Un espacio creado en conmemoración al centenario de amistad entre Japón y Ecuador, para reforzar los lazos de unión que hay entre ambas naciones.

A la entrada del Jardín se observa 2 grandes piedras que encarnan una tortuga y una grulla, símbolos de larga vida. Al ingresar se debe circular por los senderos de piedra que emulan la senda que usa un maestro del té para no mojarse los pies. Lo primero que se puede visualizar es el Jardín Zen, un espacio de arena blanca con 15 rocas creado para inducir a la meditación.

Si se toma el camino a la derecha se llegará la Plaza de Hyotan y a la Casa de Té, el lugar destinado para la ceremonia japonesa del té. En el centro del jardín se en cuenta una laguna con la forma de una letra japonesa del corazón y un puente, constituido por dos piedras naturales, que simbolizan el paso de un estado a otro.

El Jardín también cuenta con dos cascadas que representan los opuestos complementarios, lo femenino y masculino, la armonía y el equilibrio. Es importante resaltar que dentro del espacio se plantaron árboles de diferentes especies y más de 1500 plantas ornamentales.

La Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) realizó todas las gestiones para traer un arquitecto paisajista japonés experto en diseño y construcción de jardines japoneses, quien viajó en calidad de voluntario por el lapso de 3 meses y desarrolló todo el proyecto, además ejecutó la transferencia de conocimientos a personal de la EPMMOP y el JBQ.

Durante el acto se entregaron diplomas de reconocimiento a las empresas que colaboraron en el proyecto y a los trabajadores de la EPMOOP que laboraron en la construcción del Jardín Japonés.

Con la finalidad de mantener vivos los lazos de amistad, este proyecto nace del esfuerzo conjunto entre los dos países, Japón y Ecuador.

El proyecto se ejecutó gracias al aporte y esfuerzo de varias entidades y empresas privadas, que mostraron su grato interés por participar en un proyecto tan interesante; pues se trata de la construcción del primer Jardín Japonés del Ecuador.

Por su parte esta administración realizó la autogestión con la empresa privada, para obtener determinados materiales y plantas, además de apoyar con la mano de obra, ornamentación y supervisión técnica en la ejecución integral del proyecto.

El Jardín Japonés de 1.600 metros cuadrados, tuvo una inversión de 110.000 dólares. En el lugar se hizo un estudio topográfico integral, remoción de tierras, nivelación de piso, picado y colocación de piedras en la laguna, creación de camineras, sistema completo de iluminación y riego, un proceso integral y paisajístico de las áreas verdes que incluye la parte ornamental para convertirlo en un espacio para la contemplación, meditación y aprendizaje de la cultura japonesa.

La EPMMOP plantó las siguientes especies: 2 azaleas, 650 eugenias de 50 cm, 3 cerezos chinos, 3 arupos, 300 hiedras, 100 truenos setos verdes de 50 cm, 50 hortensias, 200 durantas, 20 aretes, 3 polilepis y 7 carboneros. En total se colocaron 1.338 plantas.

Además se colocaron algunas plantas japonesas como: mondogras, cryptomería, crisantemos, red robin, aralia, camelia, caña del río de Japón, bambú de buda, entre otras. Además se realizó la limpieza y el desalojo del desecho vegetal, la tierra y los escombros.

En los talleres de la EPMMOP se trabajó en la construcción y colocación de la casa de té, pérgola, portón, cerramiento de madera, tótem de escritura japonesa, 4 parantes, tapa de bomba de agua, 4 bancos de madera para la casa de té, mampara, puente y puerta pequeña.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo