Secom habló de artículo de New York Times

Ante eso, el secretario nacional de Comunicación, Álex Mora, dirigió una carta con fecha del 26 de enero del 2018 al periodista de ese diario Nicholas Confessore en la que expone la posición oficial respecto a la publicación.

Por Agencias

Lenín Moreno, presidente del Ecuador, no administró sus redes sociales durante la campaña presidencial en Ecuador en el 2017. Esta fue la respuesta de la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom) al artículo titulado ‘La Fábrica de Seguidores’ del periódico New York Times.

En contexto, New York Times reveló que un asesor de Moreno, entonces candidato a la presidencia, adquirió seguidores falsos en Twitter.

Según explica el New York Times, se explica cómo la empresa Decumi vende seguidores y retuits a personalidades. En la lista hay celebridades, deportistas, periodistas y políticos.

Según New York Times, los productos de Decumi atienden las necesidades de figuras políticas y gobiernos del mundo. Se menciona que un editor de Xinhua, la agencia noticiosa china, le pagó a la compañía para conseguir cientos de miles de seguidores y retuits en Twitter, una plataforma que está prohibida por el gobierno chino pero que es vista como un foro para la propaganda al exterior.

“El año pasado, un asesor del presidente ecuatoriano Lenín Moreno adquirió decenas de miles de seguidores y de retuits para las cuentas de la campaña electoral de Moreno”, se menciona el artículo del New York Times.

Ante eso, el secretario nacional de Comunicación, Álex Mora, dirigió una carta con fecha del 26 de enero del 2018 al periodista de ese diario Nicholas Confessore en la que expone la posición oficial respecto a la publicación.

“Es importante aclarar que, por cuestiones operativas durante la campaña, el Primer Mandatario definía los contenidos, pero no administraba sus redes sociales; si algún colaborador o asesor decidió actuar con poca ética al comprar seguidores, lo hizo sin conocimiento ni autorización”, se redacta en el documento.

También se hace énfasis en que se habría violentando, además, las disposiciones expresas del equipo de comunicación de la campaña.

De acuerdo con el New York Times, Devumi cuenta con al menos 3,5 millones de cuentas automatizadas que le permitieron vender más de 200 millones de seguidores de Twitter (cada cuenta se vende a más de un cliente), de las cuales al menos 55 000 cuentas usan nombres, fotos de perfil, lugares de origen y otros detalles personales de usuarios reales de Twitter, incluidos menores de edad.

Fuente: El Comercio

Le puede interesar: 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo