Reforma tributaria 2018: ¿Conveniente para microempresarios?

Medios se han centrado en la deducción de impuestos para personas naturales; sin embargo, el cambio de las 'reglas del juego' para microempresarios es otro tema importante, sobre todo para quienes están pensando en emprender o consolidar formalmente su negocio.

Por Bianca Ricaurte

Desde el 1 de enero de 2018 entró en vigencia la Ley Orgánica de Régimen Tributario Interno. Con esta Ley, se han establecido reformas mediante las cuales varían el pago del impuesto a la renta (IR) de personas naturales, jurídicas, sucesiones indivisas y de herencias.

Medios se han centrado en la deducción de impuestos para personas naturales; sin embargo, el cambio de las 'reglas del juego' para microempresarios es otro tema importante, sobre todo para quienes están pensando en emprender o consolidar formalmente su negocio.

Con la reforma tributaria de este 2018 se determinó que la exoneración del pago del impuesto a la renta para nuevas microempresas durante tres años.

Carlos Calero, experto tributario, explicó que esta medida es un beneficio que 'a la alarga no va a ser un beneficio', al menos no como se lo entiende superficialmente.

Calero sostuvo que si bien, la microempresa va estar exenta de pagar el impuesto a la renta durante los próximos años, los socios no lo van a estar. De esta forma, los socios o accionistas van a tener que tributar sobre las utilidades que provengan de las microempresas que se formen: Es decir se seguirá pagando.

Entonces, ¿da igual? La respuesta es no.

Primero hay que entender que con el pago del impuesto a la renta de las empresas, los socio o accionistas lo pueden constituir en un crédito tributario al que tendrán acceso de forma proporcional.

De esta forma, en ambos casos (con o sin reforma) es necesaria algún tipo de contribución al Estado. No obstante, sí hay un diferencia en que se puede hallar el beneficio.

Mientras una empresa, cualquiera sea su tamaño, tiene que pagar el 22% por impuesto a la renta; el pago de una persona natural es progresivo, empieza desde el 0% hasta un 35%.

Podría interesarte: Viajar y estudiar son las prioridades de las mujeres que no quieren hijos

De esta forma, tomando en cuenta que los valores que se reciban como utilidad de la microempresa 'no van a ser valores muy fuertes', ya que son empresas que facturan USD 300 mil anualmente, se puede decir que el pago sí será menor gracias a la reforma.

'El impuesto a la renta que va a pagar una persona natural por sus dividendos, relativamente sí puede ser un poco menos de lo que pague la compañía. Va a ser menos, porque si una microempresa es considerada como tal, hasta facturación de USD 300 mil y recibe dividendos, primero los USD 300 mil no van a ser utilidad, es ingresos. Después de descontar costos, gastos y determinar la utilidad, esa utilidad va a ser la tributable', explicó el experto.

Además, otro beneficio producto de la nueva Ley vigente es que es posible que las microempressas goce de mayor liquidez gracias a que no tienen que hacer retenciones ni pagar el anticipo del impuesto a la renta.

'Existen compañías que están en la quiebra por falta de liquidez, aunque tengan crédito tributario', relató Calero al explicar este ámbito.

 

No obstante, Calero recuerda a los microempresarios que van a estar exentos del pago del impuesto a la renta, pero no del pago del 15% de utilidad a sus trabajadores.

También, resalta que los cambios para las microempresas son aplicables para las que se constituyeron después del 1 de enero.

'La norma le indica que la compañías constituidas a partir de la vigencia de esta Ley y esta Ley está vigente desde el 1 de enero. Empresas constituidas en diciembre no van a poder acogerse', explicó.

Finalmente se recuerda que, aunque no se deba realizar el pago del IR, la miceoempresa de igual forma debe cumplir con las obligaciones formales que exige el SRI al sujetos obligados a llevar contabilidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo