Peces aparecen muertos en Esmeraldas por contaminación

Naldo Batallas, pescador de la comunidad rural El Paraíso, de la parroquia San Mateo, comentó que el agua del río estaba turbia y los peces llegaban a las orillas

Por Metro Ecuador

Peces y crustáceos de agua dulce aparecieron flotando o en las orillas de los ríos Blanco y Esmeraldas, al parecer por descargas de aguas residuales que contaminaron estos ríos de la provincia de Esmeraldas, desde las primeras horas de este viernes 12 de enero.

Naldo Batallas, pescador de la comunidad rural El Paraíso, de la parroquia San Mateo, comentó que el agua del río estaba turbia y los peces llegaban a las orillas. Esto fue aprovechado por los pobladores para recogerlos y lavarlos en el mismo lugar, manifestaron Alicia Bone y Zaida Alegría, quienes iban a venderlos en su localidad.

Otros, en sus canoas, nadando o con atarrayas, recogían los peces muertos. Pero en las embarcaciones y en los cuerpos de los pescadores o campesinos, se les observaba una capa como especie de lodo con olor fétido, detalló Sigifredo Solórzano, dirigente campesino de Timbre.

Se estima que unas 40 comunidades de las parroquias San Mateo, Chinca, Majua y Tachina (cantón Esmeraldas), no pueden abastecerse de agua del río y de pozos. Además, el agua esta turbia y no se puede utilizar para el ganado u animales de corral, detalló Magaly Zamora, administradora de la Asociación Campesina 21 de Febrero.

Podría interesarte: Regresa a Ecuador la magia del Circo del Sol

Atribuyen que esta contaminación sería por las descargas de aguas residuales de la central hidroeléctrica Manduriacu, con potencia instalada de 65 MW que se integró al Sistema Nacional interconectado (SNI), manifestó el concejal rural Miguel Ruiz.

Por ello se aplicó el plan de emergencia rural para distribuir gratuitamente el agua potable con tanqueros de la EAPA San Mateo, en las zonas afectadas, indicó.

Janino Carvache, de la Dirección de Gestión Ambiental de la Prefectura de Esmeraldas, dijo que se ha notificado a las autoridades de la Central Manduriacu, por las aguas sedimentadas que están dentro de sus represas, que recibe también de las aguas residuales de Quito.

Recomienda no usar el agua ni almacenar por la sedimentación, como tampoco consumir los peces y crustáceos recolectados.

Fuente: El Telégrafo

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo