Presos construyeron computadoras y hackean la red de su prisión

Tras tres semanas de búsqueda, los funcionarios consiguieron localizar las computadoras tras las placas de un falso techo.

Por Metro Ecuador

En Ohio, Estados Unidos, un grupo de presos utilizaron como base desechos de equipos antiguos, aprovechando los fallos de seguridad de la cárcel, para constrior 2 computadoras que escondieron en un baño de la sala de deportes.

De acuerdo con RT, sucedió en la institución penitenciaria de Marion y aunque las autoridades de la prisión descubrieron los dispositivos en julio de 2015, el caso no se hizo público hasta prácticamente dos años después.

Los materiales los obtuvieron tras participar en en un proyecto de clasificación de residuos de una organización especializada en reciclaje.

Sin embargo, para la construcción de los equipos tuvieron que estudiar programación.

La prisión descubrió las computadoras de los reclusos después de que el 3 de julio de 2015, el sistema de seguridad de la red de la prisión avisó que un usuario no registrado había excedido el límite diario de uso de Internet.

Tras tres semanas de búsqueda, los funcionarios consiguieron localizar las computadoras tras las placas de un falso techo.

El informe del inspector general de Ohio publicado en abril de 2017 tras la investigación del caso reveló que después de compilar los elementos necesarios para fabricar dos dispositivos, los reclusos "trasladaron los computadores aproximadamente 335 metros por toda la institución, cruzando un punto de control de seguridad sin que fueran examinados por los empleados". También indica que usaron el ascensor para llegar hasta el tercer piso, donde ocultaron las dos equipos.

El análisis forense reveló que durante los cuatro meses que estuvieron usando los dispositivos, los presos lograron sacar datos de los archivos de la prisión, obtuvieron pases de acceso a áreas restringidas y hasta lograron solicitar una tarjeta de crédito. Los discos duros de los dispositivos contenían también materiales pornográficos y artículos sobre drogas de fabricación casera, plásticos y explosivos.

Tres de los presos involucrados en el caso están condenados a varias décadas de prisión por homicidio y fueron encarcelados a la edad de 18 años, indica un artículo de The Verge. La experiencia en programación y en administración de redes la adquirieron participando en el trabajo del departamento de informática de la prisión, que incentivaba los programas de rehabilitación con estudios de tecnologías de información.

Te puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo