Líderes indígenas canadienses y ecuatorianos visitan zona contaminada por petrolera Chevron

El grupo, formado por una veintena de personas se desplazaron hasta Lago Agrio, en la provincia de Sucumbíos, para observar los estragos de la contaminación dejada por la empresa petrolera Texaco, adquirida por Chevron en 2001.

Por Agencias
EFE
Líderes indígenas canadienses y ecuatorianos visitan zona contaminada por petrolera Chevron

Un grupo de líderes indígenas canadienses y ecuatorianos visitaron hoy la Amazonía para ver de cerca el daño causado por el famoso caso Chevron de contaminación, dentro de un proyecto de demanda que se abrirá en Canadá el próximo mes de octubre.

El grupo, formado por una veintena de personas, dos de ellos de tribus canadienses, se desplazaron hasta Lago Agrio, en la provincia de Sucumbíos, para observar los estragos de la contaminación dejada por la empresa petrolera Texaco, adquirida por Chevron en 2001.

El de Chevron es el mayor litigio por contaminación mediaombiental del planeta, y lo iniciaron en 2003 las comunidades indígenas de la provincia amazónica de Sucumbíos por el derramamiento de decenas de miles de residuos petroleros en la zona de Lago Agrio entre 1964 y 1992.

"Después de que pusiéramos una demanda en 1993, ellos (Texaco) hicieron un acuerdo con el Gobierno ecuatoriano para invertir 40 millones de dólares en limpieza, que para nosotros fue una vergüenza de limpieza", se quejó el abogado Steven Donziger, que representa a los demandantes de la Amazonía desde hace 23 años.

Explicó que "una de las cosas que hicieron fue cubrir los pozos con suciedad, sin limpiarlos", lo que "obviamente no es un método apropiado de remedio medioambiental".

"Y así continuaron contaminando el subsuelo y el agua subterránea", insistió ante los visitantes canadienses.

La zona afectada se extiende por unas 500.000 hectáreas, aunque la empresa Texaco sostuvo que no fue su responsabilidad y que la contaminación se produjo después de haber dejado el yacimiento, atribuyendo toda la responsabilidad al Gobierno ecuatoriano y a la empresa petrolera estatal Petroecuador.

Los demandantes, después de haber ganado un primer litigio en Ecuador, no han obtenido la compensación estipulada e iniciarán en octubre un nuevo proceso en Toronto.

En Canadá "la petrolera cuenta con millonarios activos que podrían embargarse y así ejecutar la sentencia del juicio ganado en Ecuador", informó el Frente para la Defensa de la Amazonía.

"La indemnización que perseguimos en Canadá serviría para realizar la mayor de todas las limpiezas ambientales en la historia del mundo", destacaron en un comunicado, en el que señalan que se trata de "la más importante batalla ambiental del planeta".

Para ganar adeptos en el país norteamericano, el Frente trajo a la zona contaminada a los abogados indígenas Ed John y Phill Fountaine, representantes entre ambos de cientos de nacionalidades indígenas.

"Nosotros también somos indígenas. Hablamos nuestra propias lenguas, tenemos nuestras distintivas y exclusivas culturas, nuestras ceremonias y tradiciones, y nos sentimos por tanto parte de esta comunidad y nos ponemos a su lado, hermanos y hermanas indígenas", afirmó el "gran jefe" Ed John.

Sobre Canadá, contó que "no es necesariamente un ejemplo brillante del concepto de justicia, pero es un trabajo en el que estamos avanzando".

Heredero del mando de la Nacionalidad Tl'azt' en la Columbia Británica y representante ante las Naciones Unidas en el Foro Permanente sobre Cuestiones Indígenas, John escuchó las quejas de los habitantes de la zona por la política "extractivista" de multinacionales y del Gobierno ecuatoriano.

"Las evidencias están aquí. Aquí era mi casita. Viví por el lapso de unos veinte años pero luego por encontrar un pozo taponado me trasladé a otra zona cercana. Este es el motivo por el que queremos que Texaco venga a remediar todo el daño medioambiental", le contó uno de ellos mientras mostraba arboles caídos y el gran daño ocasionado

Al recorrido de hoy acudieron también el abogado canadiense de derechos indígenas Peter Grant, el cofundador de Greenpeace Internacional Rex Weyler, la flamante presidenta del Frente de Defensa de la Amazonía, Carmen Cartuche, y el ganador del Goldman Prize (medio ambiente), Luis Yanza. EFE

Recomendado:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo