Angélica Arias: "Cuidar el patrimonio de Quito es tarea de todos"

Quito fue la primera ciudad del mundo en ser declarada como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. Tras 39 años, la gestión para su conservación ha dado grandes pasos y a convertido al Distrito Metropolitano en un referente. Los desafíos y el compromiso continúan.

Por Andrea Martinez

Quito cumple, este 8 de septiembre, 39 años de la Declaratoria de Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco. Angélica Arias, vinculada  por varios años a la importante labor de cuidar y preservar el Patrimonio Cultural de la ciudad, desde el Fonsal y ahora como Directora del Instituto Metropolitano de Patrimonio, habló con Metro sobre los nuevos retos que enfrenta la ciudad en su conservación.

¿Cómo cuida la ciudad su patrimonio?

Se han hecho varios avances en todos estos años, principalmente manteniendo el Centro Histórico vivo y no como un museo, como ha sucedido con otras ciudades. Para esto hay muchos recursos humanos y económicos invertidos, que han tenido que irse adaptando a nuevos usos y necesidades de la gente que habita en esta zona de más de 360 hectáreas; quiere decir que esta parte de la ciudad debe tener características acorde a lo contemporáneo pero manteniendo los valores universales excepcionales con los que Unesco declara a Quito como Patrimonio. Esto es un reto enorme para el gobierno local en el cumplimiento de normas internacionales para mediar y trabajar con la comunidad y garantizar una buena calidad de vida.

¿Cuál se ha trabajado en este proceso?

El antes Fonsal y ahora IMP ha ido aprendiendo en el camino porque hace 30 años no había escuela de rehabilitación o restauración de estructuras patrimoniales.

La evaluación general del estado de conservación de nuestro patrimonio es positiva: el Centro Histórico tiene 4.999 bienes inmuebles patrimoniales inventariados en cuanto a patrimonio edificado; pero la institución ha dado un salto muy grande en otros tipos de patrimonio:  el año pasado entregamos 500 registros de patrimonio inmaterial, se identificaron más de 200 manifestaciones de patrimonio sonoro (fabricación de instrumentos, actos festivos, restauración de campanas, entre otros), se enlistaron 26 mil bienes muebles como esculturas y pinturas de gran valor histórico y se han identificado 1114 sitios de patrimonio arqueológico.

En el momento de la declaratoria, el Centro Histórico estaba en muy mal estado de conservación, producto de la afectación por terremotos que fueron deteriorando las edificaciones monumentales el año 87. Luego de eso se toma una de las decisiones más importantes para Quito, la creación del Fonsal, que ahora es Instituto Metropolitano de Patrimonio, que se dedica exclusivamente a la conservación, puesta en valor y la difusión del patrimonio del Distrito, que no solo incluye al CH, sino a las parroquias rurales.

¿Qué falta por hacer?

Quito es referente en gestión de patrimonio pero ahora nos falta trabajar en la corresponsabilidad. El ciudadano piensa que la conservación es responsabilidad el gobierno local y no es así, el propietario o custodio debe garantizar la conservación del patrimonio. Nos falta trabajar en ello.

CONTENIDO RELACIONADO:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo