Noticias

¿Semáforos de Quito están sincronizados?

El Sistema de Semaforización en Quito calcula en tiempo real los tiempos de verde necesarios en las calles para mejorar la movilidad.

Uno de las comentarios comunes de los conductores, al quedar atascado en el tránsito de Quito, se refiere a cómo funcionan los semáforos: “Está mal sincronizado, por eso no avanzamos”,  suele suele ser uno de ellos.

Para entender cómo funciona el sistema de semaforización del Distrito, nos dirigimos al Centro de Gestión de la Movilidad (CGM) de la Epmmop, frente al parque Inglés.

Byron Ruiz, Director de Semaforización, comentó que en el Distrito Metropolitano existen 950 intersecciones semaforizadas, y de ellas, 660 operan bajo el Sistema de Gestión de Tráfico Optimus, cuya red de semáforos va desde Guamaní hasta Carcelén, en el eje longitudinal,  y desde la Av. Mariscal Sucre hasta la Av. Eloy Alfaro, de este a oeste.

Sobre nuestra inquietud, Ruiz indicó que el sistema “se va adaptando conforme  sucede el movimiento vehicular”. ¿Cómo calcular eso? Ruiz indica que 1.600 cámaras de video detección  se ubican de 80 a 120 metros antes de la intersección semaforizada. Ellas captan el número de vehículos que pasan por las calles y avenidas para que el sistema calcule el flujo vehicular.

“Si como conductor observo que el sistema da prioridad de paso a la vía longitudinal, seguramente será porque el sistema habrá definido que en esa vía hay más tránsito y necesita desfogar, acotó Christian Zaragosin, Gerente de Operaciones de la Movilidad de la Epmmop. “Si estoy esperando más, quiere decir que en mi vía hay menos tránsito”, finalizó.

Monitoreo constante

En cuanto a semaforización, la Epmmop maneja tres sistemas: el de Gestión de Tráfico Optimus, el de video vigilancia de tráfico con 185 cámaras y el equipo de mantenimiento en las calles de Quito.

“Tenemos una ciudad larga y angosta, por lo que hay horas pico en la que sentiremos difícil la movilidad”. Byron Ruiz. Director de Semaforización.

Semáforos en Quito, un trabajo coordinado

  1. Las 660 intersecciones centralizadas están trabajando, en su gran mayoría, en forma adaptativa. Es decir, las cámaras de video detección registran el número de autos que ingresan por cada acceso y la ocupación, que se traduce luego a congestión.
  2. El sistema calcula en tiempo real los tiempos de verde necesarios para mejorar la movilidad de cada intersección, y por ende de la red del sistema, coordinando ejes longitudinales y transversales.
  3. La prioridad no solo son los vehículos, sino también los peatones. Ese es el caso de los cruces peatonales en las vías del Trolebús, Ecovía y Corredor Central Norte, cuyas paradas tienen control semafórico en las entradas y salidas de andenes para brindar seguridad a los usuarios.

4

fases tiene la intersección de la Av. Naciones Unidas y 10 de Agosto. Mientras más fases tenga, aparentemente los tiempos de paso para vehículos disminuye.

Tags

Lo Último


Te recomendamos