logo
Noticias
Noticias 25/05/2017

Niña atacada por el lobo marino en Canadá tiene una infección potencialmente mortal

Los expertos del Acuario de Vancouver advirtieron en televisión que la mordida de un lobo marino es peligrosa debido a las bacterias que hay en su boca, que pueden causar la pérdida de extremidades o la muerte, y que era necesario recibir atención médica especial si se aparecían heridas.

El video de una niña ‘atacada’ por un lobo marino y que la mandó bajo el agua en un muelle en Canadá fue tendencia. La niña que fue rescatada en el instante por su abuelo, está recibiendo un tratamiento médico específico por una peligrosa infección provocada por estos mamíferos acuáticos, reportó el jueves la cadena NBC News.

Tras ser rescatada por su abuelo, la familia de la niña se retiró del lugar. Sin embargo,  los expertos del Acuario de Vancouver advirtieron en televisión que la mordida de un lobo marino es peligrosa debido a las bacterias que hay en su boca.

Es más, los especialistas mencionaron que pueden causar la pérdida de extremidades o la muerte, y que era necesario recibir atención médica especial si se aparecían heridas.

La familia vio la noticia en televisión y se pusieron en contacto”, dijo Deana Lancaster, portavoz del Acuario, a la NBC. “Ella tenía una herida superficial y está recibiendo el tratamiento adecuado”, agregó.

La mordida de estos animales acuáticos y otros similares se conocía como el “Dedo de foca”, ya que era común que mordieran la mano de entrenadores, veterinarios o biólogos marinos.

En estos casos la bacteria Mycoplasma phocacerebrale causaba una tremenda inflamación que, sin atención, podía acabar con la amputación del miembro o, en circunstancias extremas, la muerte.

Hoy se conoce bien su tratamiento, pero el afectado debe aproximarse de inmediato a un centro médico y dejar en claro la situación ya que los antibióticos normales no tienen efecto.

Tras el ataque del lobo marino, la familia de la niña estuvo en la mira de las autoridades por la irresponsabilidad de su parte en alimentar y acercarse al animal salvaje, a pesar de su aspecto inofensivo.

Al respecto, el jueves se defendieron y dijeron que no eran ellos lo que alimentaban al mamífero ni tampoco quienes tomaban fotos o grabaron el video. De hecho, la filmación muestra a un grupo grande de personas alrededor.

También el padre de la joven destacó la reacción rápida del abuelo, que se lanzó sin pensarlo al agua y la ayudó a salir.

“Si hubiera dudado uno o dos segundos, mi hija se habría ido. Esa reacción lo convierte en un héroe”, dijo a la cadena CBC.

Fuente: Infobae