Actualidad

Municipios unen fuerzas para ayudar a damnificados

Prefectura del Guayas asiste junto a Municipios a damnificados por inundaciones en Yaguachi y Milagro.

Las fuertes lluvias registradas durante estos últimos días empiezan a causar estragos en varios cantones del Guayas.

El prefecto Jimmy Jairala constató, la mañana del  1 de abril, la situación emergente de Milagro, donde varios sectores de la periferia urbana están anegados y requieren ayuda humanitaria, la misma que la Prefectura  brindará hasta este lunes.

En Yaguachi proveerá equipo caminero y material pétreo (piedra escollera) para reforzar un muro de contención colapsado por el desbordamiento del río Milagro.

«El río Milagro ha subido 1.50 m su caudal y ha marcado un récord histórico, rompiendo un muro de contención en Yaguachi, lo que ha significado la inundación de algunas hectáreas de cañaverales de Valdez y que ingrese el agua hasta la zona del mercado», explicó el ejecutivo provincial, quien recorrió la zona afectada y reiteró el apoyo de la Prefectura a las labores emergentes que requiera el cantón.

En efecto, equipo caminero traslada hasta la zona piedra escollera para reforzar el muro y evitar que se inunden otros sectores.

«En todo caso, vamos a estar trabajando todo el fin de semana junto al municipio de Yaguachi», reiteró Jairala.

En el sitio, el alcalde de Yaguachi, Daniel Avecilla, indicó que la maquinaria del municipio ha estado trabajando más de 24 horas para mermar el efecto de la ruptura del muro.

«Coincide la crudeza de este invierno, los ríos azolvados, la creciente del río (Milagro), donde confluyen aguas de otros ríos que vienen de la Sierra del país… Estamos empleando todos nuestros recursos, maquinaria que no dispone el municipio ha sido alquilada», señaló el burgomaestre.

En Milagro el panorama era desolador. Calles inundadas, viviendas anegadas, personas tratando de evacuar el agua con baldes en sus negocios o domicilios y aunque han bajado un poco las aguas, es eminente la ayuda humanitaria, pues la falta de alcantarillado en algunas zonas periféricas del casco urbano y el desbordamiento de los ríos Chimbo, Culebra y Milagro, así como los esteros Belin y Los Monos, dejan a los moradores de Los Tamarindos, Las Unidas Norte, Las Unidas Sur, Las Margaritas, Bellavista y Las Américas vulnerables a las enfermedades.

 

 

Sin energía eléctrica ni agua potable, la desesperación era evidente. Sin embargo, hay personas que se rehúsan a salir mucho tiempo de sus casas por temor a los ‘amigos de lo ajeno’ ingresen y se lleven sus pertenencias.

Razón por la que, atendiendo la petición de los lugareños, el prefecto Jairala dispuso el traslado de las brigadas médicas ubicadas en la ciudadela Las Unidas Norte hasta la avenida Napo, punto de intersección de los lugares afectados.

«Aquí necesitamos las brigadas en Unidas Norte. Somos más de 1.700 habitantes.

El agua nos subió como nunca había subido y ahorita recién estamos recibiendo agua y víveres. La bomba de agua está colapsada… Necesitamos medicinas, agua y víveres», dijo Gina Betancourt, de 39 años, dirigente del sector Unidas Norte.

En Milagro la atención de la Prefectura abarca brigadas médicas, dotadas hoy de medicinas gratuitas para 400 personas, brigadas de fumigación y tanqueros con agua.

«Milagro está en una de las zonas más bajas del Guayas. Nosotros estuvimos 15 días trabajando en limpieza de canales y esteros pero no ha sido suficiente… Prácticamente todos los afluentes del río Milagro se han desbordado, el tema fundamental es de ayuda  humanitaria», manifestó Jairala, quien reiteró que mantendrá la atención médica y sanitaria prioritariamente en los sectores que no tienen relleno sanitario y por ende son susceptibles a inundaciones aunque recalcó que al ser lugares del casco urbano son competencia del municipio.

Para asegurar la atención médica primaria de la mayor cantidad de milagreños afectados, la Subdirección de Intervención Social coordinó con la Policía Nacional el uso de botes de gomas para poder entregar ayuda humanitaria.

Tags

Lo Último


Te recomendamos