Las personas naturales que realizan alguna actividad económica están obligadas a inscribirse en el RUC; emitir y entregar comprobantes de venta autorizados por el SRI por todas sus transacciones y presentar declaraciones de impuestos de acuerdo a su actividad económica, según reglamenta el Servicio de Rentas Internas.

Para la institución gubernamental, este tipo de personas se clasifican en obligadas y no obligadas a llevar contabilidad.

Según determina el SRI, se encuentran obligadas a llevar contabilidad todas las personas nacionales y extranjeras que realizan actividades económicas y que cumplen con las siguientes condiciones:

Que operen con un capital propio y que al inicio de sus actividades económicas o al 1 de enero de cada ejercicio impositivo hayan superado 9 fracciones básicas desgravadas del impuesto a la renta o cuyos ingresos brutos anuales de esas actividades, del ejercicio fiscal inmediato anterior, hayan sido superiores a 15 fracciones básicas desgravadas. O que cuyos costos y gastos anuales, imputables a la actividad empresarial, del ejercicio fiscal inmediato anterior hayan sido superiores a 12 fracciones básicas desgravadas.

Bajo esta disposición, este tipo de empresas están obligadas a llevar contabilidad y con la firma de un contador legalmente autorizado e inscrito en el Registro Único de Contribuyentes.

¿Por qué contratar a un contador o profesional en tributación?

Para Maritza Andrade, dueña de un micromercado ubicado al norte de Quito, la serie de trámites que debe cumplir en relación a su actividad comercial, las ha delegado a un especialista.

“Yo creo que ante la obligatoriedad de cumplir con diversas declaraciones es necesario que un profesional me guie. El valor que debo cancelar es mensual, pero necesito que mis informes económicos estén al día”, indicó la comerciante.

Este es el caso de Ana María Rojas quien es representante de un centro de educación infantil del centro de Quito. Ella cree que es vital la contratación de un profesional para que cumpla con la tarea. “El año pasado fui multada, y decidí que es mejor monitorear de la mano de un contador los movimientos y declaraciones que presento al SRI”, indicó.

Para Orlando Enríquez, contador público autorizado, contratar a un profesional es de vital importancia debido a que las leyes tributarias están en constante cambio por lo que es necesario de un profesional especializado en el tema te brinde una guía precisa con el manejo de tus finanzas y salvaguarda de tus recursos”.

El profesional sobre la importancia de la tributación precisa que te “permite un manejo adecuado de las leyes, normas y procedimientos establecidos por los organismos de control para la presentación de Información Financiera y Tributaria de calidad en beneficio del contribuyente así como del Fisco”.

En Ecuador existen una amplia oferta de centros académicos que ofertan instrucción formal para este tipo de profesionales. Uno de ellos es el Instituto Libertad que en cinco períodos entrega el título en tecnología superior en tributación.

La malla académica promete formar profesionales con conocimientos científico-investigativos, prácticos y humanísticos con sólidos valores que contribuyan al sector productivo del país en el manejo de los procesos tributarios.

Loading...
Revisa el siguiente artículo