Noticias

Aromas que nos llevan al pasado y traen alegrías

El palo santo y el sahumerio traen las aromas típicas de la Navidad. Son olores que nos transportan al pasado y nos regalan paz espiritual ahora

Santiago Argüello

En los negocios que ofrecen artículos navideños estos días especiales en el país se percibe aromas que entregan paz y trasladan a épocas inolvidables de la vida.

“Ve qué rico que huele esta maderita”, le dice una niña a su hermano menor, mientras su mamá compra una figura del niño Jesús en una de las tiendas en el parque La Carolina, norte de Quito.

“Estos días se vende mucho el palo santo y el sahumerio para llenar de ambiente navideño los hogares. El mejor momento para prenderlos es al rezar la novena. Estos aromas dan un abrigo espiritual bonito en ese rato y a los niños que son inquietos, les deja tranquilitos”, comenta Hortencia Pilicita.

En otra tienda, María Oña limpia unos estantes. Cuando se le pregunta por el palo santo, baja la escalera rápidamente a ofrecer distintos paquetes con varios cortes.

“Para sentir realmente estos olores hay que tener fe, cerrar los ojos y concentrarse. Se hacen mucho más intensos y las tensiones bajan. Cuando estoy con angustia, prendo un palito y eso me transporta a mi niñez, me veo jugando con mis abuelitos y me da alegría”.

Al escuchar a doña María, se acerca Mercedes Tituaña, otra comerciante. Ella cuenta que en su casa prende el palo santo para que se vayan las malas energías y a sus nietos no les coja el “mal viento”. “Una vez un nietecito me dijo que cuando huele el palo santo ya no le duele nada. Así mismo es. Estas aromas no permiten que a los niños les agarre dolor de estómago. Además, si uno tiene fe, se da cuenta que el niño Jesús que descansa en el pesebre se ve más contento cuando siente estos olores”, explica.

 

El palo santo, un aroma típico de la Navidad

  1. Palo Santo significa “madera sagrada”. También se le llamó “quebracho” por los colonizadores españoles, ya que por su dureza quebraba el hacha al ser cortado. Y “palo santo” por los diversos usos y propiedades que descubrieron de los Incas.
  2. Las vendedoras de palo santo en las tiendas coinciden en que se lo puede prender en cualquier recipiente en el hogar y su aroma durará por varios minutos, mientras se celebra la sagrada novena. En los nacimientos se acostumbra ubicar el palo santo.
  3. Según las expertas, el humo que despide el palo santo sirve para otros oficios de la casa. Por ejemplo, cuentan que es excelente ponerlo dentro de un armario para acabar con la polilla que se pega en la ropa.

 

Entrevista a experto:

¿A dónde nos trasladan las aromas de Navidad?

Estas aromas se usan en los hogares para trasladarse a la infancia. Hace años era más frecuente el uso del palo santo. Estos olores nos hacen acordar de los abuelos que rezaban la novena con nosotros y nos hacían sentir la Navidad.

¿Cómo ayudan estos olores a nuestro bienestar espiritual?

El percibir estas aromas más frecuentes en época navideña ayuda a sentir paz y calma total, es un distractor para el cerebro al momento de sentir una depresión o malestar emocional. Cuando trabajas con lo olores haces una conexión directa con el cerebro.

Los aromas ayudan a personas que soportan incluso trastornos mentales o es un apoyo ante la depresión. También nos hacen regresar al pasado para que su corazón se abra y se traslade a una edad diferente, así sentirá paz. Vale recordar que todo lo que ingresa a nosotros es por medio de los sentidos.

¿La calma viene más rápido cuando sentimos un aroma que hemos percibido antes en la vida?

Los aromas nos recuerdan a personas o a circunstancias si estamos en un aula de clases y pongo aroma de eucalipto y doy una clase los niños sin avisarles les tomo una prueba y pongo esa aroma ellos recordarán el 80% de la clase.

¿Es cierto que si sentimos un aroma del pasado, recordamos detalladamente lo que nos haya sucedido cuando la percibimos por primera vez?

Generalmente los aromas nos recuerdan a personas, circunstancias, incluso frases. Por ejemplo, si estamos en un aula de clases y ponemos un aroma a eucalipto los niños generarán una identidad con ese olor. Luego, al tomarles un examen o prueba, si les ponemos el mismo aroma a eucalipto, los niños recordarán el 80% de lo aprendido aquella vez en clase.

¿Es fácil olvidar un aroma del pasado?

Un aroma que hemos sentido antes y nos haya marcado, no se olvida.

Tags

Lo Último


Te recomendamos