Detalles sobre las esclavas sexuales en la época nazi

Aproximadamente hubo 210 mujeres que brindaron servicios sexuales en los campos de Buchenwald, Dachau, Sachsenhausen y Auschwitz.

Por Metro Ecuador

La prostitución ha existido desde hace miles de años, ha sido una actividad que a la fecha no tiene una regulación y que sigue siendo mal vista.

Sin embargo, hay una época en la historia en dónde el tema siempre se guardó como un capítulo secreto y fue hasta que el historiador Robert Sommer comenzó a dedicarse al estudio de ese pasado oscuro, que este salió a la luz.

En la época de la Alemania nazi hubo un grupo de víctimas a las cuales sus derechos se les fueron negados y a hasta la fecha no les han sido restaurados.

Sommer descubrió que durante la Segunda Guerra Mundial, dichos burdeles no sólo dieron servicio a los soldados de la Wehrmacht, sino también a prisioneros de los campos de concentración que participaban en diversas obras.

Algunos líderes de los campos protegían e incluso les pagaban un pequeño salario a prisioneros que tenían buena conducta y ejecutaban un buen trabajo.

Los presos podían gastar su dinero en comida, cigarrillos o el burdel, aunque sólo tenían 15 minutos para satisfacer sus necesidades sexuales, en un horario de 19 a 22 horas y sólo en posición de misionero.

Aproximadamente hubo 210 mujeres que brindaron servicios sexuales en los campos de Buchenwald, Dachau, Sachsenhausen y Auschwitz.

Algunas eran verdaderas prostitutas, pero ellas trabajaban exclusivamente para los militares, mientras que para los prisioneros seleccionaban a mujeres de los campos Ravensbrück y Auschwitz-Birkenau.

Las prisioneras seleccionadas tenían entre 17 y 35 años, muchas de ellas eran obligadas debido a su comportamiento antisocial o a la evasión del pago en trabajo, y algunas otras accedían voluntariamente a esta ocupación.

Fuente: TV Notas

Loading...
Revisa el siguiente artículo