Mitos de la quincena que todos tenemos

Hoy, 15 de noviembre, es quincena y hay varios mitos sobre el pago del empleador al empleado

Por Metro Ecuador

Hoy, martes 15 de noviembre, muchos trabajos pagan la quincena. Razón por la cual, habrá mucha gente en los bancos y, por qué no, otros esperando ir de compras. Sin embargo, hay mitos alrededor de la quincena y, ahora, te las vamos a detallar.

1. Te tiene que durar quince días:

De acuerdo a una encuesta internacional, la quincena dura 13 días (y eso los más administrados). Pero aclaremos una cosa, se llama quincena porque es el pago por 15 días de trabajo, no por 15 días de gastos.

Esta es la primera barrera que debemos romper.  La única manera de lograr que la quincena dure los 15 días será  empezando a ahorrar un poquito cada vez -no una fortuna- solo un poquito a la vez.

2. Si te concentras lo suficiente

¡Puedes adelantar el tiempo! Con sólo entrar a twitter te darás cuenta de esto. Pero desafortunadamente, aún no hemos desarrollado la capacidad de adelantar el tiempo.

Así que sólo nos queda ser un poco más administrados. Solo un poquito, tampoco te pases de la raya se trata de vivir bien no de sacrificar todo.

3. La tarjeta de crédito es el mejor amigo de mi quincena.

Como todos los héroes, tu quincena también tiene un archienemigo y es tu tarjeta. No hablamos de que no la uses para comprar algo que quieres, eso está perfecto.

El problema es cuando la empezamos a entender como una extensión a nuestros ingresos, es decir un extra. Lo cual no es cierto, ese dinero que pedimos prestado nos sale más caro cada vez y al final se puede volver gran un problema. Y entonces a tu quincena le será imposible resolver esta situación.

4. Es el día más feliz.

Ok, ok, sí: recibir nuestro pago por las largas horas de trabajo se siente muy bien, pero también se siente increíblemente bien ahorrar para poderte comprar lo que quieres, ver que siempre hay dinero en tu cuenta, poder darte el lujo de salir de vacaciones cuando quieras ¡Haz la prueba!

Así que empieza transformar tu quincena de un medio de subsistencia a un medio para lograr tus metas, después de todo es tu trabajo materializado en dinero.

5. Debe alcanzar para todo.

¡No! Para nada, la quincena jamás será suficiente. Somos humanos y nos gusta gastar. Es como la velocidad de internet: nunca es suficiente. Así que tenemos que aprender, primero, a controlarlos y luego a nuestro dinero. Para ello hay que decidir qué queremos hacer y luego alinear nuestros gastos en relación con esta meta.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo