El secreto de la colada morada está en conservar la receta original

Según el chef Edwin Carrillo, el secreto para la realización de la colada morada está en conservar la receta original para elevar el sabor y su calidad.

Por Andrea Martinez

El 2 de noviembre de cada año se celebra el Día de los Difuntos, fecha de singular importancia en el calendario de fiestas populares en Ecuador, que se caracterizan por una mezcla de tradiciones y costumbres ancestrales.

Un ejemplo de ello, es que en ciertas comunidades indígenas sus habitantes van al cementerio a visitar a sus muertos para compartir simbólicamente los alimentos que llevan, comiendo en el mismo lugar de las tumbas, ritual que se realiza con la creencia de que la muerte es un mero paso a otra vida similar a ésta.

Como parte de este rito ancestral se elabora y se consume la colada morada, la cual se ha convertido en una de las tradiciones gastronómicas que perduran en el país. Su preparación denota una ritualidad que permite mantener vigente la receta.

La colada morada

Para conservar la receta original, se utiliza aún la harina negra, la cual pasa por un proceso de fermentación de tres días en olla de barro que “le da un toque de sabor muy especial”, según el chef  Edwin Carrillo, Supervisor de cocina central del Hotel JW Marriott Quito.

Luego, la mezcla de la infusión de hierbas, frutas caramelizadas, mora, mortiño, entre otros ingredientes, en un proceso de cocción de 3 a 4 horas, nos da como resultado la bebida que está lista para ser degustada con un acompañamiento especial, las guaguas de pan.

Loading...
Revisa el siguiente artículo