Inauguran aula sensorial en Centro Terapéutico Aprendiendo a Vivir

Por Andrea Martínez


Los niños con Síndrome de Down del Centro Terapéutico Aprendiendo a Vivir, de la Fundación Reina de Quito, cuentan con una nueva aula de estimulación sensorial.

Entre colores, texturas, sonidos y movimiento, los 150 niños que actualmente reciben terapia en este Centro tendrán la posibilidad de trabajar su postura, coordinación y equilibrio; destrezas importantes para desarrollar habilidades sociales como el autocontrol y la relajación, según explicó Alba Viteri, Coordinadora Técnica del Centro, quién dirigió el recorrido por las diversas áreas de terapia de la institución, la mañana de este viernes 23 de septiembre de 2016.

El honor de cortar el listón azul para su inauguracion lo tuvo el Alcalde de Quito, Mauricio Rodas, quien estuvo acompañado de la presidenta de la Unidad Patronato San José, María Fernanda Pacheco; y la Reina de Quito, Angie Vergara.

El aula de la que ahora podrán disfrutar los niños también fue construida con parte de los fondos que el Municipio de Quito otorga a la Fundación, así como con la ayuda de voluntarios y de la empresa privada. En esta ocasión, Rodas aprovechó la oportunidad para apuntar que el nuevo aula es parte de la inversión del Municipio y que, a pesar del recorte presupuestario, no se sacrificarán los proyectos sociales de la ciudad. 

Cabe señalar que el Municipio de Quito aportacerca del 21% de su presupuesto anual a la Fundación Reina de Quito, lo que se traduciría en cerca de USD 38 000 anuales. 

Rodas también felicitó a la Fundación Reina de Quito: “He admirado el gran trabajo que aquí se realiza, lo hacen extraordinariamente bien y sin lugar a dudas este es un ejemplo donde se unen los esfuerzos del sector privado, de la sociedad civil y del Municipio de Quito, para sacar adelante grandes iniciativas como ésta. El trabajo que se realiza a favor de estos angelitos es maravilloso y marca una pauta de lo que se debe hacer en nuestra ciudad”, expresó.

El evento también contó con la presencia del personal de la Fundación, voluntarios, padres de familia y los niños que acuden al centro, quienes despidieron a las autoridades con abrazos y sonrisas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo