Ordenanza protegerá biodiversidad de seis parroquias de Quito

Por Metro

Por unanimidad, el Consejo Metropolitano de Quito aprobó la Ordenanza que establece como área de Sostenibilidad, Patrimonio Cultural y Natural a los territorios de: Nono, Calacalí, Nanegalito, Nanegal, Gualea y Pacto, ubicados en el noroccidente de la capital.

El objetivo de esta ordenanza, aprobada el pasado jueves 11 de agosto, en segundo y definitivo debate, es conservar estos territorios de actvidades extractivistas como la minería y garantizar un desarrollo amigable con el ambiente, con la conservación de 124.000 hectáreas donde se mantendrá la biodiversidad.

La Secretaria de Ambiente, Verónica Arias, explicó que con esta aprobación se permite la construcción de un territorio y parroquias más sostenibles. “Quisieramos ser la capital mundial de la biodiversidad. Con esta iniciativa se permitirá la equidad y seguridad alimentaria e hídrica para las nuevas generaciones”, afirmó la funcionaria.

El noroccidente es parte de dos regiones biodiversas del planeta: la región biogeográfica del Chocó y Andes Tropicales, tienen características especificas por su riqueza de biodiversidad y endemismo. Además, la zona es catalogada como área de prioridad para la conservación del país, porque cuenta con un amplio sistema hídrico, con microcuencas que aseguran el abastecimiento del Sistema de Agua Potable del noroccidente del DMQ.

También se establecieron las Áreas de Conservación y Uso Sustentable Mashpi-Guaycuyacu-Sahuangal, Sistema Hídrico y Arqueológico Pachijal y Yunguilla, que ocupan una extensión de 36.019 hectáreas; así como, el Corredor Ecológico del Oso Andino, localizado entre las seis parroquias mencionadas, con un total de 65.000 hectáreas.

La  iniciativa para que se reconozca a esta zona como patrimonio natural fue impulsada por la Secretaría de Ambiente del Municipio de Quito y la Mancomunidad del Chocó Andino, integrada por los Gobiernos Autónomos Descentralizados Parroquiales de: Nanegalito, Calacalí, Nanegal, Gualea, Pacto y Nono, que a través de sus respectivas autoridades ratificaron la defensa de esta zona.

El alcalde del DMQ, Mauricio Rodas resaltó el hecho que esta ordenanza aprobada con mayoría absoluta por el Consejo Metropolitano, plasma la decisión de las comunidades expresada en la consulta de buena fe que se realizó en la parroquia de Pacto, que confirmó la decisión de preservar el carácter sostenible en lo social y económico de la zona del noroccidente de Quito.

Dato adicional:

En marzo de 2016, la Red Iberoamericana de Bosques Modelo (RIABM) declaró al Chocó Andino como Bosque Modelo del Ecuador. Esta zona registra una área total de 124.296 hectáreas y abarca a una población de aproximadamente 18.000 habitantes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo