6 cosas que debes saber sobre el desayuno

Por Metro

Son muchas las ventajas que ofrece esta comida y aun así hay muchos que deciden salir de casa cada mañana sin hacerla.

Para resistirnos a esa mala costumbre deberíamos saber, al menos, estas 6 cosas:

1. El desayuno te delata.
Saltártelo es algo así como una forma de reflejar tu desorden nutritivo, igual que hacerlo suele estar relacionado con gente que lleva una dieta mucho más equilibrada y ordenada. Darle a tu hijo una bolsa con un zumo y galletas para comer de camino al cole es todavía peor. 

2. Desayunar ayuda a prevenir la obesidad.
Quienes desayunan llegan a la hora de comer con menos hambre y suelen picotear menos durante la mañana.  

3. Hay que variarlo.
No se trata de hacer horario semanal como hace Sheldon en The Big Bang Theory, pero hay que evitar la rutina.   Ésta es la forma de obtener distintos tipos de nutrientes: no es lo mismo tomarse un zumo de naranja que comerse un kiwi, ni tampoco es igual yogurt con cereales que un café con leche y tostadas.

4. Hay que dedicarle entre 20 y 30 minutos.
¿Te acuerdas de los desayunos en casa del doctor Martín en Médico de familia? Pues así deberían de ser todos. “Desayunar no es tomar un café y salir corriendo por la puerta de casa”, explica Vanessa León. Hay que invertir tiempo como lo hacemos en las otras comidas del día. 

5. El desayuno europeo está bien… pero si tus otras costumbres son también europeas.
Puede resultar muy apetecible, pero comer por la mañana huevos revueltos, yogurt con cereales, fruta y pan sería un error. 

6. Se puede dividir en dos tomas.
Debe ser el 25% de la ingesta diaria de calorías, pero no es necesario tomarlas todas de golpe. Se puede hacer en dos fases. “La primera se haría en casa y luego un tentempié a media mañana para completar, sin que esta última suponga más del 10% de la energía diaria”, explica Vanessa León.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo