Madre sacrifica extremidades para salvar a sus hijos de un bombardeo

Por Metro

var VideoTV=”b4vToNdKcv/country/”+nombre_pais(return_pais())+”/section/noticias/device/Desktop/type/embed/autostart/true/volume/0″;

Una madre rusa llamada Irina Barakyat perdió su mano y una pierna en Alepo, mientras protegía a sus dos hijos de un bombardeo en la ciudad que está en guerra.

Irina no tiene palabras para describir el ruido de las bombas y sólo alcanzó a reaccionar para salvar a sus pequeños hijos. Además sufrió multiples fracturas que la mantienen con pinzas metálicas que sostienen sus huesos.

Esta mujer vive hace más de 13 años en la zona del conflicto y está involucrada en trabajos humanitarios en el hospital de Alepo que también fue bombardeado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo