$113 millones para construir planta de tratamiento de aguas residuales

La mega obra estará ubicada en Guayaquil.

Por Metro

La Secretaría Nacional del Agua (Senagua) otorgó este lunes, 1 de agosto, la viabilidad técnica para el inicio de la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales Las Esclusas, en el sur de la ciudad, proyecto que se constituye en la obra de saneamiento más grande del país.

Esta obra, que tendrá una inversión de 104 millones de dólares financiados mediante créditos del Banco Mundial y del Banco Europeo, beneficiará a más de 1 millón de habitantes del centro y sur de la urbe porteña.

Tendrá, además, un impacto sin precedentes en la conservación de los espejos de agua que rodean a la ciudad como son el estero Salado y el río Guayas, a cuyas aguas antes iban a parar las aguas sin tratamiento de zonas que tenían conexiones inadecuadas de alcantarillado sanitario.

“Estamos entregando la viabilidad técnica, que es el instrumento legal, de lo que será la planta de tratamiento de aguas residuales más grande de Ecuador y la más moderna, esto significa no solo un aporte a la calidad de vida de los guayaquileños, sino también aporte en el saneamiento ambiental que es una ansiada demanda”, expresó Alexis Sánchez, titular de Senagua.

La autoridad nacional del agua destacó que este proyecto, que tuvo un trabajo de acompañamiento coordinado entre el gobierno y el municipio local, forma parte de los esfuerzos por rescatar el estero Salado, emblemático brazos de mar que circunda la ciudad.

Sánchez recordó que hay una deuda pendiente en el tema de saneamiento hidrosanitario en Ecuador, donde la mayoría de municipios hacen sus descargas en los espejos de agua, por lo que aspira a que esta nueva obra sea el punto de partida para una nueva era de esfuerzos para rescatar de la contaminación los distintos cauces hidrográficos.

De su parte, José Luis Santos, gerente de la empresa de Agua Potable y Alcantarillado de Guayaquil, indicó que la nueva planta, que tendrá una extensión de 24 hectáreas, dispondrá de un sistema de autoabastecimiento de energía gracias al aprovechamiento de los gases que se desprendan del proceso de tratamiento de las aguas residuales.

El directivo señaló que en septiembre próximo comenzarán los trabajos que tendrán una duración estimada de unos tres años. Una vez concluida la obra, la contratista permanecerá seis meses al frente de la planta hasta concretar el proceso de administración de la empresa Interagua, concesionaria del servicio de agua potable y alcantarillado de la ciudad.

Santos reconoció la apertura y las facilidades brindadas por la Secretaría Nacional del Agua para la vialidad de este proyecto, que forma parte de un complejo que contará con otra planta de tratamiento de aguas residuales para el beneficio de otro millón de habitantes del sector norte de la ciudad más poblada de Ecuador. Fuente: ANDES

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo