8 cosas que debes saber sobre las operaciones de pecho

Por METRO

El deseo de aumentar el tamaño de los senos por razones estéticas es el principal motivo que lleva a las pacientes a solicitar la intervención, aunque existen otras razones: amastia, o falta de desarrollo del pecho; atrofia, o involución normalmente relacionada con ptosis o caída del pecho; pérdida de tejido mamario postcirugía, quemaduras, traumatismo.

1. ¿Es segura la silicona?

Habrás oído mil historias sobre ella, pero según el Instituto de Medicina de la Academia de las Ciencias, la respuesta es que sí es segura.

2. ¿Mejor una prótesis redonda o con forma anatómica?

Expertos afirman que no se decantan ni por una ni por otra sino que prefiere fijarse en las necesidades de la paciente. Hay casos en que un pecho vacío en la parte superior que requiere de volumen, precisará de un implante redondo precisamente para conseguir el efecto de “gota”. La elección del implante, de su tamaño, perfil y proyección, así como de su superficie lisa o texturada, dependerá del estudio anatómico de la paciente y de sus expectativas.

3. ¿Dónde se realiza la incisión?

En tres sitios: en la areola, en el pliegue de debajo del pecho o en la axila. La decisión dependerá de la valoración del médico y te quedará una cicatriz de por vida. Si la incisión es en la areola, la cicatriz suele quedar oculta con el paso del tiempo por el cambio de color del borde del pezón. Si es en el pliegue submamario, se disimula por la caída natural del pecho.

4. ¿Dónde se coloca el implante?

– Submuscular: bajo el músculo pectoral. Es la más recomendada porque los implantes tendrán una capa adicional de cobertura de tejido.

– Subglandular: bajo la glándula mamaria. Menor molestia en postoperatorio y más rápida recuperación.

– Subfacial: un plano intermedio especialmente pensado para deportistas.

5. ¿El proceso es doloroso?

La mayor o menor medida de dolor, que lo hay, dependerá de cada paciente. Duele más si la colocación es submuscular que subglandular, pero es nada que no pueda solucionarse con un calmante normal.

6. ¿Hay que quitar los puntos?

No, el cuerpo los absorbe por sí solo.

7. ¿Se puede dar el pecho con un implante de mamas?

Sí, los implantes no impiden la lactancia. Sin embargo, se recomienda primero esperar a ser madre (si es que quieres tener bebés) antes de operarse. La razón es meramente estética ya que con el embarazo y la lactancia el pecho cambia.

8. ¿Hay que cambiar los implantes a los diez años?

Como toda prótesis ajena al organismo, el implante de mama también tiene un desgaste, pero no es cierto que sea necesario y obligatorio cambiarlas a los 10 años. Puede ocurrir que deba hacerse 25 años después.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo