¿Te sonrojas con facilidad? Eres honesta

Estudios psicológicos recientes le dan una vuelta de tuerca a esta característica que suele avergonzar a quienes la tienen.

Por METRO

Una reciente investigación de la Universidad de Duke señala que el enrojecimiento de la cara es un acto de comunicación no verbal. Ocurre cuando mucha gente mira lo que una persona hace y esa persona avisa -a través de esta reacción- que es demasiada la atención.
 
Puede ocurrir ante una situación de broma, reto o alabanza. Es una manera particular del organismo para demostrar que no le gusta tanta mirada encima.

El estudio indica que las personas que se sonrojan parecen menos egoístas y menos desafiantes ante la autoridad. Incluso más honestas, puesto que -aunque no lo expresen verbalmente- si cometen un error, su cara va a dar muestras de que se sienten mal por haberlo cometido.
 
La literatura psicológica indica que el rubor no se puede falsificar, por lo que se considera una señal de honestidad de quien la muestra.
 
En la Universidad de California, el psicólogo Matthew Feinberg grabó a los participantes de su estudio rememorando algún percance embarazoso de su pasado.
 
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo