Economía

5 errores que comete con sus tarjetas de crédito

Poseer una tarjeta de crédito es prácticamente inevitable en el mundo actual, pues nos ayuda en infinidad de cosas: desde hacer compras en el mercado hasta adquirir pasajes de avión, acumulando beneficios en el camino.

Pese a que vivimos en un mundo globalizado donde todos usamos tarjetas de crédito, estos son los errores más comunes:

Tener un balance

Muchas personas creen, erróneamente, que deber una cantidad -o tener un balance- en tu tarjeta de crédito ayuda a mejorar el puntaje crediticio. En Estados Unidos, así lo considera la mitad de los portadores de tarjetas, según una encuesta de Nerdwallet.

Pero están equivocados. Deber una cantidad mensual sólo significa que estás acumulando pago por intereses. Lo ideal es pagar completamente la cantidad adeudada cada mes.  Lo que ayuda a mejorar tu historial crediticio es la existencia de una tarjeta con tu nombre, no el dinero que debes en ella.

Pagar un cargo anual

Muchas personas asumen que pagar un cargo anual por tenencia de una tarjeta es algo que vale la pena. Pero no siempre es así.

Forbes ilustra el ejemplo de las tarjetas de crédito de las aerolíneas, como la de American Airlines, que cuesta 95 dólares anuales. ¿Eres de los viajeros que despacha maletas cada vez que viaja? ¿Y vuelas dos veces al año por lo menos? Si es el caso, entonces sí vale la pena esa tarjeta por el privilegio de no pagar por las maletas.

Si ese no es el caso, te irá mejor con otras tarjetas de crédito que no cobran un cargo anual.

Gastar excesivamente

Gastar hasta llegar casi al límite de una tarjeta de crédito es malo para tu puntaje crediticio. Sin embargo, cuatro de cada cinco estadounidenses no son conscientes de que los altos saldos pendientes son perjudiciales, según una encuesta del sitio Bankrate.

Esto se debe al llamado coeficiente de utilización, que básicamente mide la cantidad que gasta en comparación con la cantidad de crédito que te conceden. Los emisores de las tarjetas quieren ver que eres responsable y no vas a gastar cada dólar que te conceden como crédito sólo porque tienes acceso a él.

Forbes pone como ejemplo una persona que tenga un límite de crédito de $ 5,000. Lo ideal es mantener sus gastos a menos del 30% de su límite, $1,500 en este caso.

Cerrar tarjetas que ya no usas

Es comprensible que quieras cerrar las tarjetas que están acumulando polvo en una gaveta. Pero esto no es aconsejable, ya que perjudica su coeficiente de utilización. Básicamente, muestras que no mereces o necesitas el límite de crédito que te extienden los emisores. También reduce la edad de tus cuentas, lo que representa el 15% de tu puntaje de crédito.

De modo que mantén las tarjetas escondidas y úsalas para algún pequeño gasto, para que no te las cierren debido a inactividad.

Olvidar las recompensas

¿Qué sentido tiene enrolarse en tarjetas de crédito con recompensas si nunca las usas? En un estudio reciente, NerdWallet halló que una de cada cinco personas no ha redimido sus premios desde el año pasado. Mientras que los puntos que has acumulado podrían parecer triviales, todo cuenta.

Tómate tu tiempo, cobra tus recompensas y si son en efectivo pueden ayudarte a disminuir el balance en tu tarjeta, ya que se aplican a su estado de cuenta siguiente.

Tags

Lo Último


Te recomendamos