Empresas en crisis podrían unirse a “paro parcial”

La medida será presentada por el Gobierno en la Asamblea cuando retomen sus actividades

Por Manuel Lira

El ministro del Trabajo, Leonardo Berrezueta, anunció ayer martes 16 de febredo de 2016,  que en la reforma laboral que presentará el Gobierno con carácter de económico-urgente incluirá una figura denominada “paro parcial” para las empresas.

Esta medida permitiría que las compañías que estén en crisis o que hayan bajado sus utilidades no cierren definitivamente sino que puedan mantener su actividad aunque podrán reducirla hasta el 50% de sus operaciones y de la jornada laboral. Esta figura podría ejecutarse por las empresas durante seis meses renovables por otro periodo igual, de acuerdo publicaciones de dos diarios locales.   

El anuncio de Leonardo Berrezueta se produjo durante la firma de un convenio entre la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), el Servicio Ecuatoriano de Capacitación Profesional (Secap) y el propio ministerio.

Berrezueta indicó que una empresa podrá declararse en paro parcial cuando “tenga una situación de crisis, de quiebra”. Explicó que en el Código Laboral ya se establece el paro total de actividades y que ahora se plantea que esto solo sea hasta la mitad de sus operaciones.

Para poder aplicar esta medida laboral, las empresas interesadas firmarían un convenio con los trabajadores, que deberán estar de acuerdo en que su jornada sea disminuida hasta en un 50% y a quienes se les pagará según las horas trabajadas. Mientras que el pago a la seguridad social se mantendría al 100% del salario, pero lo asumirá el empleador.

Alternativas

  El ministro del Trabajo, Leonardo Berrezueta, también explicó que la jornada prolongada es otra de las medidas que podría plantear el Gobierno para la reforma laboral, donde se le permitirá a una empresa extender el horiario de trabajo por más horas al día y menos días de trabajo. La medida máxima serían 10 horas laborales días, pero para poder acatar esta figura los trabajadores deberán llegar a un acuerdo con su patrono y deberán respetarse las 48 horas de descanso semanales y se deberán pagar las horas extras. 

Berrezueta finalmente explicó que también se está trabajando en el incentivo para la contratación de jóvenes que tengan entre 18 y 24 años de edad y que el Estado les pagaría la seguridad social y que el porcentaje máximo de este grupo dentro de las empresas deberá ser de 20 por ciento.

  Estas medidas podrían ser presentadas luego del 29 de febrero cuando la Asamblea retome sus actividades.  

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo