Noticias

Jaime Nebot culpa a delincuentes por inundaciones en Guayaquil

Jaime Nebot culpa a delincuentes por las inundaciones en Guayaquil. El anuncio lo hizo hoy en una radio local de Guayaquil

Las inundaciones en parte de la ciudadela Martha de Roldós y zonas aledañas del norte de Guayaquil, después de la fuerte lluvia que soportó Guayaquil ayer martes 19 de enero del 2016, habrían sido ocasionadas por personas que taparon las alcantarillas, según Jaime Nebot, alcalde de Guayaquil.

Según Nebot, durante un enlace radial, dijo: “Encontramos en las zonas conflictivas, que son parte de la Martha de Roldós, parte de la avenida Tanca Marengo y esos alrededores, alcantarillas tapadas. Pero no por basura, estaban tapadas por tapas de balde, cartón y troncos”, dijo desde las cabinas de Radio Morena.

Según Nebot, después de que personal municipal realizara investigaciones, Nebot afirmó que esa estrategia habría sido ingeniada por delincuentes.

“Sin duda es gente que hace eso (tapar las alcantarillas) para causar inundación adicional y asaltar. Lo hemos denunciado a la Policía Nacional”.

Jaime Nebot explicó que el aguacero coincidió con una marea alta, lo cual agravó el panorama en ciertos sectores del Puerto Principal.

“Guayaquil tiene ya muy pocos sectores, cuatro o cinco, que por ser bajos y de complicado aspecto estructural todavía se inundan, momentáneamente, cuando coincide una alta marea y una lluvia profusa. Pero entonces viene el análisis, ¿es problema de drenaje o un problema de dragado?”

Según Nebot, la acumulación histórica de sedimentos en el río Guayas complica el drenaje de las aguas lluvias de la ciudad. Y dijo que espera que el prefecto del Guayas, Jimmy Jairala, cumpla con la oferta de dragado, que empezaría en mayo próximo.

“De las 24 000 manzanas que tiene Guayaquil, ¿cuántas se inundaron? ¡Cinco!, el dos por mil”, recalcó Nebot. 

Por parte del Cabildo, indicó, han importado varias válvulas que serán instaladas en sectores con problemas de inundaciones.

Cuando se presente una marea alta, estas válvulas se cerrarán e impedirán que el agua del río entre a la ciudad. Por su parte la concesionaria Interagua, encargada del servicio de agua potable y alcantarillado en Guayaquil, reafirmó la denuncia de Nebot.

En un comunicado informaron que en algunas intersecciones de la avenida Tanca Marengo hubo “taponamientos provocados por cartones, plásticos y troncos, aparentemente con la intención de cometer ilícitos”. Y adjuntaron algunas fotografías con evidencias. “Hacemos también un llamado a las autoridades a vigilar estos puntos; desde hace dos años hemos denunciado la concurrencia de actividades ilícitas relacionadas con el taponamiento de los sistemas de aguas lluvias”, cita la concesionaria.

Fuente: El Comercio

Tags

Lo Último


Te recomendamos