La regla del 80/20 para reducir el contagio de Covid-19 en Navidad y Fin de Año

Por Andrea Martinez

En estos últimos días del 2020, muchas aglomeraciones pueden ocurrir, tanto el 24 como el 31 de diciembre. A largo plazo, estas fechas pueden generar muchos casos de contagios de Covid-19 que podrían colapsar el sistema de salud.

Es por eso que la prevención se hace importante y toda medida que podamos tomar para protegernos se hace válida en estas fechas.

Este es el caso de la regla del 80/20. Es decir, considerar una serie de recomendaciones que reduzcan en un 80% el riesgo de contagiarse de Covid-19 en reuniones familiares, oficinas o sitios públicos.

Santiago Pinto, director médico de Hemisaro Salud y experto en seguridad sanitaria explica en qué consiste esta recomendación.

En reuniones familiares, por ejemplo, se puede aplicar la regla del 80/20 cuando logremos que el 80% de las personas presentes usen mascarilla durante el 80% del tiempo que dure la reunión. El 20% del tiempo restante puede ser destinado a momentos como la cena, cuando nos retirarnos la protección del rostro. En cuanto a las personas con condición de vulnerabilidad, es ideal que permanezcan todo el tiempo con mascarilla.

Además, se recomienda que el 80% de la reunión se pueda realizar en un espacio abierto. ¡Un patio sería lo ideal!

"Si aplicamos esta regla para reducir el riesgo en un 80%, puede ocurrir que exista contagio pero tenemos ese margen de protección si aplicamos estos cuidados", señala Pinto.

Previo a la Navidad o Fin de Año, es importante ir reduciendo nuestras actividades de forma paulatina, ya que esto es clave para propiciar la seguridad en el entorno familiar. "El 80% de las actividades que podamos decir que no, pues no las hagamos. Todas estas acciones sumadas, nos llevará a que el día de Navidad o Fin de Año no seamos ese grupo de asintomáticos o preasintómaticos que expongan la salud familiar", afirma.

Y es que la preocupación se da ya que en entornos familiares es donde más seguros nos sentimos y abandonamos inconscientemente las medidas de precaución. El uso de la mascarilla y el distanciamiento son medidas que funcionan, pero son de difícil aplicación en nuestros hogares, por lo que se propone esta alternativa para tomar en cuenta.

 

LA VENTILACIÓN DE ESPACIOS, ESENCIAL EN LAS REUNIONES

Al inicio de la pandemia, la desinfección de superficies era el foco de atención en cuanto a cuidados contra la Covid-19. Ahora se sabe  también la importancia de complementarlo con una buena ventilación de los espacios.

Pinto indica que existen parámetros técnicos que permiten conocer la calidad del aire y el riesgo de contagio en un espacio. “Medir el entorno del aire y analizar la probabilidad de contagio con alta efectividad es de mucha relevancia porque existe evidencia de que el virus de la COVID 19 tiene la capacidad de transmitirse hacia otra persona a través de los aerosoles (partículas suspendidas en el aire capaces de pasar más tiempo que las gotículas), haciendo que en interiores no sean suficientes dos metros de distancia entre las personas. Un riesgo tolerable en este tipo de entornos debe oscilar entre el 4% al 8%”, señala el experto.

Es por eso que cada vez más empresas e industrias buscan generar espacios más seguros para seguir operativas y empresas como Hemisaro Salud son un gran aliado para la identificación de estos factores de riesgo.

Sin embargo, en el entorno doméstico, también se pueden ubicar aquellos espacios que representan un riesgo, como una sala pequeña o la cocina, que pese a ser los espacios más acogedores o confortables de la casa, no cuentan con la ventilación adecuada.

"Por ejemplo, en un departamento pequeño, al invitar a cuatro personas, multiplicamos por 4 el entorno en el que se van a ir acumulando las partículas, por lo que se debe multiplicar por 4 la capacidad de ventilación", señala.

Otra recomendación al respecto es "sacrificar la comodidad del ambiente, es decir, si puedo privilegiar que se mantenga abierta una ventana y ponerme una chompa, es una buena opción para la seguridad al interior del hogar", indica.

En las reuniones familiares de este diciembre, en los momentos de comer, la ventilación será el factor que nos proteja ya que abandonamos la mascarilla para servirnos los alimentos.

En el trabajo también es importante tomar en cuenta algunas consideraciones. Si se viaja en transporte de la empresa, es necesario tener las ventanas abiertas para transportarse de forma segura. En las oficinas, se recomienda mantener las ventana abiertas y en espacios sociales o baños, procurar que exista ventilación y tener el extractor de aire permanentemente encendido.

No menos importante, tener la mascarilla bien colocada en el rostro es la principal forma de protección en tiempos de pandemia.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo