Cosas que cambian cuando fallecen los padres

Hay ciertas conductas que tienen las personas que sufren la pérdida de sus padres y estas surgen por el cambio de vida que tienen que atravesar.

Por Metro Ecuador

Una de las cosas más dolorosas es perder a uno de nuestros padres. Realmente nadie está”preparado” para esas situaciones de la vida. Sin embargo,   es algo que pasará en algún punto de la vida, pero nunca se espera que pase mientras se está en la etapa de la niñez o adolescencia.

Cuando fallece alguno de nuestros padres, el paso del tiempo  ayuda a sanar y convivir con la nueva realidad. Puede que incluso aprendamos cosas y que saquemos lecciones positivas en el sentido de que nos hacen crecer como personas.

Todos los que han perdido a alguno de sus padres saben que después de algunos años se dan cuenta de lo inevitable: el deseo de tenerlos con uno mismo y esto nunca desaparecerá.

Te presentamos algunas actitudes que posiblemente tengan las personas que han sufrido la pérdida de sus padres.

Valoran más a los que aún están contigo. Cuando pasas por una experiencia como esta comienzas a valorar más a las personas que aún tienes en tu vida.

Vives con el temor de que vuelva a ocurrir. Parte de pasar por un trauma como este, es sentir que el abandono y la pérdida volverán a ocurrir una y otra vez. Lo mejor es ir a terapia para superar miedos.

Te preguntas constantemente qué dirían o qué pensarían. Comienzas a salir con alguien de forma seria. Puede que te hayas casado, que hayas conseguido una beca increíble, que hayas conseguido el trabajo de tus sueños o que tengas hijos y te encantaría que tus padres pudieran ver la persona en la que te has convertido.

A pesar del paso de los años, siempre descubrirás heridas aún sin sanar. Esta es una marca que llevamos con nosotros para siempre. Es algo que nunca acaba y tiene mucho que ver con el hecho de que cada vez que evolucionas y te conviertes en una nueva persona dejas parte de ellos y de su recuerdo atrás.

No quieres olvidar nada de esta persona. Cada vez que te acuerdas de algo de esta persona lo escribes. Es como un pequeño tesoro. Guardas sus fotos de forma sagrada, porque es lo único que te queda para recordarlos tal y como eran en ese momento. No quieres olvidar nada de ellos porque de esta forma pueden seguir siendo parte de ti.

Fuente: Corazón.pe

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo