El teletrabajo en tiempos de COVID-19 no es el mismo que ya usaban algunas empresas en el país y en el mundo. En sí, no incluía ciertas actividades que ahora se han vuelto de 24 horas fruto de la cuarentena: cuidado de los niños, tiempo en pareja, labores domésticas, tiempo de ocio personal, entre otras.

En teoría, se realizaba en uno o dos días por semana, en un horario en el que los niños iban a la escuela, las labores en el hogar se desplazaban a horarios nocturnos o de fines de semana, y la conexión de internet era adecuada.

Ahora, las actividades parecen ser resueltas todas a la vez, con trabajos y tareas que se desarrollan a la par, entre otras dificultades que han tenido que solventarse con el transcurso de los días.

Teletrabajo Pexels

LA CONEXIÓN NO PUEDE FALLAR

Una de las piezas claves para cumplir con las funciones que demanda el teletrabajo es la conexión a Internet, a través de la cual podrás innovar, organizar y ser productivo.

Necesitas una línea telefónica habilitada y contar con un plan de datos que te permita conectarte con nuevas apps de videollamadas o videoconferencias. A esto se añade contar con un dispositivo móvil que te permita utilizar de manera adecuada estas nuevas herramientas.

Una buena opción es contar con el Servicio de Escritorios Virtuales, una solución que permite llevar su puesto de trabajo a cualquier lugar. Ganas movilidad, seguridad y eficiencia, accediendo desde tu ordenador, celular, tablet u otros dispositivos.

Otra herramienta de la que poco se conoce es Cloud, que básicamente es un servicio de hardware y software proporcionado como un servicio de otra empresa a través de Internet. El objetivo es que las empresas  puedan consumir recursos informáticos como una utilidad (igual que la electricidad) en lugar de tener que construir y mantener infraestructuras de computación en las casas u oficinas.

Puedes buscar más información de estas innovadoras opciones en CNT EMPRESAS.

 

ORGANIZACIÓN DE LA JORNADA

A esta actividad productiva, se suman otras actividades que también requieren de tu tiempo. Una buena planificación del día (combinación de teletrabajo y actividades domésticas) pueden ayudarte a ejecutar ambas al 100%.

Te compartimos algunas estrategias que, aunque no es un horario estricto, si nos pueden dar pautas sobre la organización que necesitas:

EL DÍA "INICIA" DESDE LA NOCHE ANTERIOR

Adaptarse a esta nueva realidad ha sido difícil para quienes no han estado acostumbrados a un ritmo similar. Como indica Andrea Ávila, psicóloga clínica, el éxito de sobrellevar este tipo de teletrabajo "depende de las estrategias que adoptes". Una de ellas es contar con una estructura adecuada, que te permita cumplir con tu trabajo, así como en las obligaciones del hogar.

La experta señala que para organizar las tareas que debes cumplir parten de solo cinco minutos que destines en la noche anterior para hacer una lista de tus prioridades.

Esto te permitirá, incluso, salir de la rutina que exige el confinamiento en casa. Incluso, podrás abarcar más actividades que deseas realizar. Cada una de ellas deberán tener una hora de inicio y de finalización, para que puedas estructurar el día a día.

La organización también aplica para el resto de personas que comparten el hogar, cada una deberá cumplir con sus obligaciones personales. Se sugiere coordinar los momentos en familia, así como establecer horarios y tareas para cada miembro del hogar.

De esta forma, el teletrabajo será más fácil de asimilar y de acostumbrarse a ello, indica Ávila.

Loading...
Revisa el siguiente artículo