Estrés, aumento de peso, apego y otras consecuencias en los perros por el confinamiento

Por Anna Longares

El confinamiento ha causado consecuencias en los humanos como obesidad, problemas de salud mental y el denominado síndrome la cabaña, los peluditos del hogar han atravesado problemas similares. Para ampliar el tema conversamos con dos expertos que han expuesto sus recomendaciones para ayudar a perros y a sus dueños a enfrentar el apego, el estrés y comportamientos inusuales producto de la cuarentena.

Antes que nada, es importante recordar que el perro es la mascota más común que ha convivido con el humano durante 10 mil años. Por ende, ya se ha acostumbrado a vivir en casa y dejó de ser un lobo (como lo es genéticamente) para adaptarse a nuestra forma de vida.

Al contar con una rutina diaria que contempla el juego, alimentación, atención y el tan vital paseo, evidentemente se vio afectado por el encierro al que nos obligó el virus. El principal daño del can en este tiempo ha sido en su psicología, pues se caracteriza por ser un animal social que convive en manadas y a sus dueños los consideran parte de la misma.

Consecuencias en perro por el confinamiento Consecuencias en perro por el confinamiento / Pexels

Aumento de peso, estrés y alergias

De acuerdo con Leonardo Arias Cárdenas, médico veterinario, algunos canes han aumentado de peso y perdido su contextura física.

También han disminuido su agilidad y más aún si viven en espacios reducidos. Para controlar el peso basta con disminuir la porción del balanceado que consume sin necesidad de someterlo a una dieta extraña. La idea es reducir solo un 5% del alimento para que retome su musculatura.

“Otros aspectos que se han presentado en mis pacientes son casos de alergias, dermatitis y otitis por hongos, bacterias o ácaros. Esto se debe al estrés por el simple hecho de estar encerrados. Ha tocado tratarles para bajar esa tensión”, detalló.

Recordó que antes de la cuarentena, se les acostumbró a pasear, a hacer sus necesidades y a socializar con otros de su especie. “Pero, de pronto no pudo ser posible, se estresaron y se bajaron sus defensas”.

Comportamiento

Arias Cárdenas también mencionó que  otro problema que pudieron presentar los perros por el confinamiento es la alteración de su conducta; principalmente los cachorros.

Para corregir el problema sugiere acudir a un etólogo (estudia el comportamiento de los animales).  Según el veterinario, los perros se adaptan a nuevas rutinas rápido; de siete a 15 días.

Paseo en el perro Paseo en el perro / Cortesía

La idea es crearles la costumbre del paseo y el ejercicio en el parque. Otra sugerencia es jugar a las escondidas con el perro. “Este es un ejercicio que pone a funcionar su oído, vista y olfato”, dijo.

Pododermatitis

El veterinario contó que los demás efectos negativos ha sido la pododermatitis, ocasionada por utilizar productos inadecuados al limpiar las patas de los canes. Pues, cuando inició la pandemia, muchos abusaron del uso del alcohol, gel antibacterial y cloro y hasta quienes aplicaban esos líquidos en las patas de sus perros después que de pasearles.

Eso es un gravísimo error. “La mayoría de los perritos terminaron con irritaciones y laceraciones. Las patas de los canes son muy sensibles (…) Al aplicar alcohol las reseca, crea bacterias, inflamaciones e infecciones”, sostuvo.

Lo recomendable es limpiarlas con agua jabonosa que contenga especialmente gotas del champú canino. Tampoco es bueno colocarle mascarillas, abrigos, ni plásticos para protegerlos.

Apego y ansiedad

Por su lado, José Hernández, instructor y director de La Aldea Canina, se refirió por su lado al apego y la ansiedad por separación de los perros al momento en que sus dueños regresaron a sus labores. “Los perros estaban acostumbraron a estar todos los días con sus humanos y con esa separación adoptaron conductas incorrectas por la falta de atención”.

También apuntó que la ansiedad por separación se debe a la inseguridad del perro por la pérdida de su esencia animal. “Se vuelve tan apegado con el humano que no sabe usar el olfato, ni reaccionar a los ruidos, menos cómo actuar cuando esta con otros perros”.

Entrenamiento en cachorros Entrenamiento en cachorros / Cortesía

Hernández finalizó diciendo que en su espacio de adiestramiento trabajan con el humano y el can en conjunto. "Cuando ya se equilibra el can, se trabaja con el dueño. El humano es el guía del perro y si lo ve inseguro se contagia (…) Si lo tratamos como perro mantendrá su esencia".

Ambos expertos coinciden en que los problemas expuestos que han atravesado los perros tienen solución, siempre y cuando haya compromiso por parte de sus dueños.

Lea en otros temas:

En video:

 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo