¿Por qué la gente desobedece las normas de la pandemia?

Por Agencias

Los psicólogos señalan que existen varias razones por las cuales las personas no acatan las medidas de aislamiento, y la mayoría de ellas se reducen a la naturaleza humana. Según Gordon Asmundson, profesor de psicología, indica que la pandemia nos ha categorizados en: los que responden en exceso, los que no responden y lo que encuentran un punto intermedio.

Los que responden en exceso

Ellos son las personas que se caracterizan por entrar en pánico. Acumulan suministros por meses; los típicos que compran y se llevan lo que más pueden de un supermercado

Las personas que marcan un intermedio

Son personas laxas, relajadas, que no tienen tensión por los acontecimientos que están ocurriendo. Simplemente acatan las órdenes que se les imponen y se limitan a ello.

Los que no responden

Son aquellos que desobedecen la guía de salud pública, lo que se consideran invulnerables. No siguen los consejos debido a que creen que nunca se van a infectar, pero con ello ponen en riesgo a los más vulnerables.

Estos “subrespondedores” pueden ser los culpables si el virus continúa propagándose durante meses en todo el país.

El coronavirus está creando lo que Steven Taylor (psicólogo clínico)  llama una “infodemia”. Cuando lo que consumen las personas de los medios de comunicación, las fuentes de las redes sociales y las conversaciones con sus seres queridos consisten en nada más que COVID-19, pueden volverse insensibles a su gravedad, dijo.

“La gente se está adormeciendo”

Las olas de información provocan que ciertos grupos entren en paranoia, mientras otros se siente inmunes ante el coronavirus (jóvenes). Sumado a la propensión de adultos-jóvenes a asumir riesgos, que pueden significar que no acaten las normas por no tener temor al virus.

La negación de la interacción social y conexión humana es lo que más dolor causa el coronavirus. Según los especialistas: estamos acostumbrados a muchas libertades, es difícil hacer los cambios que nos piden que hagamos.

Está en manos de las autoridades encontrar el mensaje indicado para cada grupo poblacional y realidad sociales y económicas. Ese mensaje puede ser complicado, dicen los psicólogos.

Algunos creen que las personas deben tener miedo para quedarse en casa. Otros argumentan que usar el miedo puede ser contraproducente porque las personas que responden con miedo no toman decisiones basadas en la lógica.

En simples palabras, tratar de manejar medidas similares para todos los países termina siendo un arma de doble filo. Esto debido a la diferencia de realidades, sea en grupos etarios, económicos y sociales. CNN

Para más noticias, revisa lo siguiente

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo