¿Por qué la palabra del año no es una palabra?

Por Metro Ecuador

La Fundación del Español Urgente, por siete años consecutivos, elige la palabra del año. Este 2019, para sorpresa de todos, los emoticones y emojis se alzaron con esta distinción.

La Fendéu explicó que los emoticones y emojis forman parte ya de nuestra comunicación diaria y conquistan día a día nuestros espacios, más allá de las conversaciones privadas y aplicaciones de mensajería.

Las relaciones, impacto en nuestra vida cotidiana y las perspectivas que se abren de cara al futuro han llevado a esta institución a ceder a los emoticones y a los emojis para este galardón.

"No se trata, por supuesto, de que los emoticonos y los emojis vengan a robarnos palabras o a pervertir nuestra lengua. Lo que ha mostrado durante siglos su capacidad para adaptarse a los nuevos tiempos y a las tecnologías de cada época”, señaló el coordinador general de la Fundéu BBVA, Javier Lascuráin.

"Creemos más bien que constituyen un elemento más que contribuye a lograr el fin último de las lenguas: la comunicación entre las personas”, puntualizó.

Emojis Emojis / Getty Images

Nuevos horizontes de la palabra

Desde el punto de vista de la lengua, el us de estos elementos de comunicación plantea reflexiones y retos muy interesantes sobre obras académicas.  Incluso, se ha pensado, el usarlos en textos generales.

“En la Fundéu sabemos que nadie que compitiera contra el futuro ganó nunca ninguna batalla. Por eso, lejos de censurar el uso de los emoticones o de restringirlo a contextos poco formales o cultos, este año hemos publicado una recomendación con consejos para aprender a emplearlos adecuadamente”, finalizó.

La elección de esta palabras, que no es palabra, es el fruto de debates de los integrantes de la Fendéu, filólogos y periodistas. Esta decisión desembocó en un trabajo con el lenguaje más relacionado con la actualidad informativa.

Loading...
Revisa el siguiente artículo