Café del Museo es el ganador de la “mejor picadita” en concurso de turismo en Cuenca

Los conocidos nachos mexicanos acompañados de una base de carne, queso mozzarella derretido y ciertos toques secretos preparados en el Café del Museo engancharon al paladar más fino.

Por Karina Ochoa

 

Una combinación entre habichuelas negras, carne espesa de res: cocida con una cerveza amarga para dar sabor, queso de mozzarella derretido sobre la carne acompañado de guacamole, junto a nachos o totopos, y ciertos toques secretos del chef del Café del Museo, son parte del dip ganador como “mejor picadita de Cuenca”. El concurso fue organizado por Cervecería Nacional y uno de sus productos estrellas la cerveza Stella Artois.

Giovanny Gonzalez, administrador del Café del Museo, menciona que haber participado dentro de este concurso les ratificó que sus combinaciones, presentaciones y variedades dentro de su menú, son atractivas y deliciosas.

CAFÉ DEL MUSEO, EL MEJOR DIP DE CUENCA

La #tercera @stellaartois_ec va por nosotros !!! Disfruta de un 3×2 en cervezas y acompáñalo con nuestro dip mexicano.Visítanos en #cafeDelMuseo el mejor ambiente en Cuenca.

Posted by Café del Museo on Thursday, December 13, 2018

Este dip, tradicionalmente mexicano, es uno de los más pedidos por los visitantes del Café Museo. Por su sabor y ciertas particularidades que el chef, Henry Castro mantiene dentro de su cocina.

Castro comenta que ser parte del concurso y haber obtenido el primer lugar ratificó que el trabajo que realiza dentro de su área por cinco años va por buen camino, todo está en la innovación.

“Continuamos mezclando sabores y sirviendo más novedades a quienes nos visitan diariamente, nuestro objetivo es deleitar al cliente”, dijo Castro.

El Café del Museo se encuentra estratégicamente ubicado desde hace 22 meses en uno de los espacios más importantes de Cuenca, el museo Remigio Crespo Toral con una mirada hacia río Tomebamba.

La renovación del espacio hizo que el pequeño espacio de cafetería que aquí se mantenía tomase un giro y se transformara en lo que es hoy en día, una cafetería restaurante que mezcla historia, tradición y la modernidad dentro de una casa patrimonial.

El acogedor espacio que además ofrece un servicio de calidad es diariamente visitado por un alto número de turistas extranjeros. Ellos van en busca de platos novedosos, que constan en el Café del Museo, recalcó Gonzalez.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo