¿Qué implica la expulsión de un embajador?

La expulsión de un Embajador no necesariamente significa la ruptura de las relaciones diplomáticas entre países ni el cierre de la delegación.

Por Andrea Martinez

Ecuador resolvió expulsar a la Embajadora de Venezuela en el Ecuador, Carol Delgado, ante las expresiones ofensivas que recibió el presidente Lenín Moreno por parte un funcionario de ese país.

El Ministro de Comunicación e Información de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Rodríguez, calificó de "mentiroso" al presidente Moreno, por pedir en la Asamblea General de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) "una acción continental" para los problemas de ese país, que han desembocado en la migración de venezolanos a países de la región.

 

¿Qué implica la medida tomada por Ecuador?

La expulsión de un Embajador es una medida excepcional en diplomacia, precedida de varios toques de atención, pero no implica el cierre de la legación ni la ruptura total de relaciones.

Se suelen dar pasos previos antes de tomar la decisión de expulsar a un funcionario diplomático.  La primera acción es citar al embajador o se le hace entrega de algún documento formal.

Luego se plantea la salida de funcionarios de la legación, por debajo del embajador. A veces, estas expulsiones no son sólo de aviso, sino que se producen por problemas concretos con esos trabajadores foráneos.

Cuando se registra un "agotamiento del diálogo", es cuando se llama a consultas a un embajador. Esto significa que el Estado acreditante hace viajar a su representante desde el país en el que está acreditado (Estado receptor) hasta su capital, con el objetivo de evacuar consultas con las autoridades. Esto se mantiene hasta buscar soluciones o retomar el acercamiento.

La embajada sigue funcionando en este tiempo, bajo la dirección del cónsul principal o el encargado de negocios, mientras el embajador llamado rinde desde su propio país informes sobre cómo se ha llegado a esta situación.

Si la situación no mejora, se procede a la expulsión del embajador. En el caso que afronta actualmente Ecuador, también se declaró persona no grata a la representante del país venezolano. En estos casos, la misión diplomática suele disminuir su labor habitual, por lo que las relaciones bilaterales se quedan a un nivel mínimo.

Si las relaciones entre países no mejoran, la medida puede ir más allá, con la ruptura abierta de las relaciones y podría conllevar a un cierre de esa misión diplomática.

Con información de El Huffpost

TE PUEDE INTERESAR:

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo