"Siempre te amaré, pero no eres mía": madre le rompe el corazón a su hija tras revelarle la verdad más terrible

Kamiyah Mobley debió enfrentar el hecho más desolador de su vida por culpa de la mujer que siempre vio como su progenitora.

Por Christian Monzón

Kamiyah Mobley quiso comenzar a trabajar, pero en ningún lado la dejaban siquiera postular, debido a que no contaba con un certificado de nacimiento válido ni la tarjeta de la Seguridad Social.

Y si bien suena raro que una joven que ya está con edad de estar empleada no cuente con dichos documentos, razón por la cual tampoco contaba con licencia de conducir, nunca se interesó mayormente en el tema ya que su madre tampoco la llevó a realizar dichos trámites.

Pero ya era hora de tenerlos y ahí llegó el vuelco que le cambió su vida para siempre, según consigna el Daily Mail. Esto porque su progenitora, Gloria Williams (52) se puso a llorar cuando ella le insistió sobre por qué no tenía tarjeta de Seguridad Social: ella no era su madre.

Luego de enterarse de la verdad, inició la búsqueda de su madre biológica, dando con Shanara Mobley tras una amplia búsqueda por internet. Es más, la llamó por teléfono, pero apenas escuchó la voz de la mujer, cortó. No sabía cómo actuar.

Durante los últimos días comenzó el juicio del robo de Kamiyah, la cual hasta hace un año atrás se llamaba  Alexis Manigo, en donde su ex madre contó los detalles de cómo concretó la sustracción de la menor.

Dos décadas atrás ingresó a un hospital de Florida en Estados Unidos, se hizo pasar por una enfermera y se llevó a una recién nacida.  "Recuerdo que estaba corriendo y pensé que en cualquier momento alguien podría cogerme del brazo y preguntarme sobre lo que tenía en la bolsa", señaló.

De acuerdo al relato de la mujer, en ese instante había sufrido un aborto espontáneo y también perdió la custodia de sus dos hijos, por lo que no pasaba por un buen momento.  "Sentí como si estuviera en piloto automático. Mi vida estaba fuera de control, lo perdí todo", expresó.

"Siempre te amaré, pero tú no eres mía. Tu padre y tu madre están aquí sentados", dijo durante la audiencia Williams a su ex hija, apuntando además en dirección a los padres biológicos de ella.

Y justamente allí estaba Shanara. Días después del primero intento fallido, Kamiyah se contactó su verdadera progenitora y supo el tormento que pasó la mujer tras saber que habían robado a su hija apenas horas después de dar a luz.

Intentó varias veces quitarse la vida y sus familiares y amigos hicieron turnos para nunca dejarla sola y así no volviera a tratar de hacerlo. Incluso, veinte años después del hecho, seguía dándole vueltas al asunto y no lograba ser del todo feliz.

"Pensaba en mi bebé cada día, todos los días. Lloraba en el coche, en la cama, mientras me bañaba, mientras estaba con mis hermanos", relató la mujer, quien padece depresión producto del episodio.

Ahora, madre e hija finalmente están juntas, tal como siempre debió ser.

TE PUEDE INTERESAR 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo