Se hizo taxista para contarle a cada pasajero la historia de su hija desaparecida y logró encontrarla luego de 24 años

Nunca perdió la fe en recuperarla.

Por Camilo Henríquez

Es una historia casi para no creer, pero que termina mostrando lo más increíble del ser humano.

Wang Mingqing tenía un puesto de frutas y verduras en la ciudad de Chengdu en China y en un día “normal” de trabajo ocurrió una desgracia que terminaría marcando su vida.

El hombre se encontraba con su hija de tres años y en un descuido la pequeña desapareció y nunca más pudieron encontrarla, señala Antena3.

Junto a su esposa, por años la buscaron, empapelaron la ciudad con sus fotos, pero ningún esfuerzos daba frutos.

Wang nunca perdió la fe y hace tres años se le ocurrió otra idea para poder ubicarla.

El hombre comenzó a trabajar como taxista y a cada uno de los pasajeros que transportaba le contaba sobre la desaparición.

Su historia llegó por el boca a boca a más de 17 mil personas, detalla El Mundo, y finalmente su cruzada tuvo éxito.

La joven se enteró por la prensa de un hombre que buscaba desesperadamente a su hija, llamó a la policía y les dijo que tenía sospechas de que podía ser ella y terminó haciéndose un examen de ADN.

Los resultados no dejaron lugar a dudas, ella era la hija desaparecida del matrimonio que la había buscado por cielo, mar y tierra y finalmente logró contactarse con su padre a través de una videoconferencia.

La emoción fue evidente por parte de los dos y todos están pendientes del encuentro, el que se produciría en el transcurso de esta semana.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo