¿Eres alcohólico si bebes todos los días?

Tenemos que tener claro que existe una finísima línea entre el abuso de alcohol y el alcoholismo.

Por Metro Ecuador

Hay personas que beben con mucha frecuencia sin saber medirse; hay otras que beben, pero sin control ¿Cómo saber si eres alcohólico si bebes todos los días?

Según el portal El Nueva Día, el consumo de alcohol es una práctica socialmente aceptada y, para algunos, una manera viable de escapar de la realidad.

Ya sea por el estrés del trabajo, por la presión de grupo o porque simplemente nos gusta; en ocasiones, nos hemos visto sumidos en el consumo de alcohol los siete días de la semana.

"Puedo decirte que existe ‘el sociable’, el que todos los viernes tiene que embriagarse”, apuntó la directora de Enfermería del Hospital Panamericano, Jennifer Torres.

Sin embargo, tenemos que tener claro que existe una finísima línea entre el abuso de alcohol y el alcoholismo.

Entendiendo la dependencia al alcohol

El abuso de alcohol es un problema serio que constituye beber altas cantidades de bebidas alcohólicas con mucha frecuencia, según los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés).

Se considera abuso del alcohol si eres hombre y tomas más de 14 bebidas alcohólicas en siete días o si eres mujer e ingieres más de siete en una semana.

Entonces, ¿qué lo diferencia de un alcohólico? La respuesta es sencilla: si la persona es capaz de establecerse límites.

“La diferencia estriba entre el uso y el abuso. El alcohólico no establece límites, es la persona que bebe todos los días y afecta todo su entorno", diferenció Torres.

No obstante, cabe resaltar que ambas prácticas son igual de dañinas.

"El alcohol es una de las drogas que más daño nos hace y está legalizada. En ocasiones, las personas llegan al nivel de alcoholismo y no se dan cuenta porque son salidas sociables”, se explicó.

¿Qué nos lleva al alcoholismo?

Las causas para el uso abusivo de alcohol pueden variar, aunque Torres señaló las pérdidas –familiares, económicas, de empleo– como una de las razones principales.

“Cuando pasamos por alguna situación que reconocemos que nos está haciendo daño, no buscamos la ayuda correcta por el temor a los tabúes de que sepan que voy al psiquiatra y digan que estoy loco. Entonces, la persona empieza a buscar estrategias aceptables para resolver su situación, como es el alcohol", abundó.

Aún se debate si el alcoholismo proviene de factores psicológicos, genéticos, fisiológicos o sociales, de acuerdo con la Asociación Estadounidense de Psicología (APA, por sus siglasen inglés).

“Los rasgos psicológicos como impulsividad, baja autoestima y una necesidad de aprobación provocan que se beba alcohol de manera inapropiada. Algunas personas toman para sobrellevar o ‘curar’ problemas emocionales. Los factores sociales y del entorno, como la presión de los compañeros y la fácil disponibilidad del alcohol, pueden jugar roles claves”, detalló la APA.

La pobreza, el abuso físico o sexual y factores genéticos aumentan las probabilidades de desarrollar la dependencia.

Te puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo