¿Por qué el alcohol metílico es mortal?

El alcohol metílico es peligroso, sobre todo por los efectos de un producto de su degradación en el organismo humano que se llama ácido fórmico.

Por Metro Ecuador

El alcohol metílico o metanol, también donominado alcohol de madera, se obtiene en la industria por destilación de la madera, aunque se puede conseguir igualmente por síntesis, a partir del monóxido de carbono o del metano, mediante un procedimiento de cloración e hidrólisis posterior.

Este se diferencia del alcohol de las bebidas regulares, alcohol etílico o etanol, porque este último se obtiene por fermentación de los azúcares o por destilación de los vinos.

De acuerdo con El País, el alcohol metílico se utiliza normalmente como disolvente orgánico de esencias y resinas naturales, en la síntesis de colorantes y de productos metilados, así como en la fabricación de plásticos, colas y barnices.

Otros usos industriales del metanol son como disolvente, anticongelante, carburante (hay autobuses que lo usan como tal) y antidetonante. Paradójicamente, también se utiliza para desnaturalizar el etanol (o alcohol etílico), a fin de impedir su uso en la fabricación de bebidas alcohólicas.

El alcohol metílico es peligroso, sobre todo por los efectos de un producto de su degradación en el organismo humano que se llama ácido fórmico. Una parte del metanol es eliminado directamente por los pulmones y los riñones, pero el resto se difunde en el cuerpo y se concentra en los tejidos ricos en agua, como los ojos, donde ataca específicamente al nervio óptico.

La intoxicación aguda de metanol se manifiesta, en primer lugar, con mareos, cefaleas (dolores de cabeza), molestias en la visión, delirio y confusión mental. Posteriormente, la intoxicación metílica produce convulsiones y, finalmente, sobreviene un coma.

En caso de supervivencia a una intoxicación aguda de alcohol metílico, las secuelas (temblores y pérdida de agudeza visual) persisten en muchos casos. No existe ningún tratamiento particular ni se conoce ningún antídoto. La dosis que provoca la muerte es de 10,3 a 200 milílitros.

La lentitud con que se elimina del organismo hace del metanol un producto especialmente tóxico. Incluso una dosis rnuy baja puede provocar una disminución de la visión, si la intoxicación se repite con frecuencia, como ocurre cuando se produce por inhalación.

Te puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo