Dinero electrónico, ¿se acerca el fin del efectivo?

Varios países en Europa ya han impuesto restricciones y cada vez, la gente está más acostumbrada a hacer uso del dinero electrónico.

Por Metro Ecuador

Un artículo publicado por la ABC vaticina el fin del dinero en efectivo debido a que el uso de la tecnología e, inclusive nuevas leyes en diferentes países, parecen que lo están mermando.

Varios países en Europa ya han impuesto restricciones y cada vez, la gente está más acostumbrada a hacer uso de este.

En Ecuador, el dinero electrónico, es manejado por el Banco Central y se asegura que no constituye una nueva moneda o método paralelo para hacer transacciones, por el contrario es una alternativa de inclusión financiera con servicios a bajo costo.

La desaparición del efectivo es un proceso largo y paulatino que llevamos décadas viviendo sin ser plenamente conscientes desde la concepción de las tarjetas de crédito y con los nuevos avances tecnológicos. Las compras con tarjeta superaron por primera vez las pagadas en efectivo el año pasado según un informe del Banco de España. La ley, en su intento por regular los movimientos y luchar contra el fraude, está ayudando en gran medida a alcanzar esta nueva realidad.

Restricciones de efectivo en Europa

El Gobierno de Portugal ha prohibido este martes los pagos en efectivo que superen los 3.000 euros y ha dado luz verde a los servicios de información y seguridad para acceder a los datos de telecomunicaciones e internet. La restricción del uso de efectivo en Portugal no puede pillar por sorpresa a sus ciudadanos porque sigue una tendencia que es creciente en Europa. Otros países europeos ya la llevan aplicando unos años. En Francia, por ejemplo, no se pueden realizar transacciones en efectivo de más de 3.000 euros desde 2010 y esta prohibición se endureció a los 1.000 euros en 2015.

En España la restricciones de efectivo llegaron con la ley 7/2012 o más conocida como «Ley contra el fraude» en la que se restringían los pagos en efectivo a un máximo de 2.500 euros. Montoro anunció en diciembre del año pasado una nueva limitación del uso del efectivo en nuestro país. Dicha prohibición disminuía la cantidad de efectivo a 1.000 euros y aprobó una penalización del 25% a los pagos en efectivo que superasen esta cantidad. La principal razón de esta prohibición sigue siendo la evasión y en especial en el impuesto sobre el valor añadido (IVA).

La extinción de la moneda en los Países Nórdicos

Dinamarca ha sido el primer país en ponerle fecha a la muerte del efectivo y marca el año 2030 como fecha límite para alcanzar este objetivo. A partir del 1 de enero de 2016 los comercios pueden negarse a aceptar pagos en efectivo. El uso del dinero físico en este país es inferior al 25% y está muy extendido el pago a través de aplicaciones móviles.

En Suecia el pago electrónico es aún más frecuente, el 95% de los pago al por menor se hacen de esta manera y los cajeros son muy escasos. Además, los donativos se hacen a través de datáfonos tal y como revelaba, Raimundo Sala, Director General de PayPal Iberia, en una entrevista a ABC.

Fin del billete de 500

La Unión Europea parece apoyar y acompañar esta transición. El cese de la impresión de billetes de 500 euros es solo un ejemplo. El BCE aprobó la muerte de los billetes morados en marzo del año pasado y no se incluirá en la serie Euro 2 que será impresa en 2018. A pesar de todo, se mantiene su curso legal y podrán seguir siendo canjeados en los bancos, sin embargo se espera su retirada y paulatina extinción. La razón principal para esta medida expuesta por el BCE es frenar las actividades ilícitas, el fraude fiscal y la criminalidad financiera.

Pagos con tecnología

La tecnología es otro de los enemigos del uso del dinero físico. La proliferación y auge de empresas como PayPal demuestran que cada vez es más común el pago digital y que los usuarios buscan medidas para eliminar barreras como el cambio de divisas de forma cómoda. Visa tiene en mente sistemas de pago que no requiera si quiera un código, sino que se pueda pagar a través de accesorios de joyería como un reloj o un anillo. Así presentaba los avances de la empresa Carmen Alonso, directora general de Visa, en un foro organizado por Forbes. Añadía además que los proyectos de futuro de empresas como la suya nos llevarían a poder pagar a través de la voz .

Raimundo Sala, director general de PayPal Iberia, comparte algunos de los sueños de Carmen Alonso y describe el mundo sin efectivo como un mundo "ideal". Gracias a Paypal y sus acuerdos con empresas como Cepsa permiten pagar la gasolina sin bajarte del coche, abonar en un restaurante con tu teléfono móvil o caminar por una universidad consumiendo en la cafetería, las máquinas de «vending» y la fotocopiadora solo son una pulsera.

Fuente: ABC

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo