Los millennials están cada vez menos interesados en los senos, según Pornhub

Aunque se puede decir que la tendencia general de búsqueda siguen siendo senos grandes, desde 2013 se ha experimentado un ligero aumento de las búsquedas de los pechos pequeños o naturales.

Por Metro Ecuador

Un reciente estudio publicado por el sitio web de vídeos pornográficos Pornhub asegura que los millennials (nacidos entre 1983 y los 2000) estarían menos interesados en los senos y, sobretodo los artificiales.

Según reseña Play Ground, el estudio muestra las diferentes tendencias generacionales detectadas a la hora de buscar “tetas” en la plataforma. Algunos de los datos más interesantes son las diferencias entre los hombres mayores de 45 años y los jóvenes de entre 18 y 34 años en sus búsquedas.

Aunque se puede decir que la tendencia general de búsqueda siguen siendo senos grandes, desde 2013 se ha experimentado un ligero aumento de las búsquedas de los pechos pequeños o naturales.

Según el estudio, los millennials tienen entre un 11 y un 19% menos de inclinación a teclear la palabra “tetas” en el buscador. En cambio, los hombres de entre 55 y 64 años son el público más amplio de este tipo de búsquedas.

Sin embargo, leyendo detenidamente el informe nos topamos con otro dato que también resulta interesante. Los hombres son 130% más propensos a buscar pechos artificiales en comparación a las mujeres. Además, son los jóvenes de entre 25 y 34 años el grupo más recurrente en este tipo de búsquedas.

La popularidad de los pechos artificiales decrece a medida que avanza la edad y muy especialmente entre los mayores de 55 años. Entre los 45 y los 64 años se empiezan a apreciar más los senos naturales. Por su parte, los jóvenes de 18 a 24 años también parecen mostrarse ligeramente más interesados por los pechos naturales.

De acuerdo a Play Ground, estos cambios generacionales se pueden explicar desde la posible y reciente adquisición de una conciencia o sensibilidad feminista. Es posible que algunos jóvenes hombres estén empezando a ver a la mujer como un todo y no como un conjunto de piezas desfragmentadas e inanimadas (teta, culo, boca, cara). Las campañas de concienciación para liberar a la mujer del comportamiento cosificador podrían estar surtiendo efecto. Pero aún es pronto para evaluar el impacto real de estas campañas y de este estudio en concreto.

Si quieres ver el estudio completo, ingresa aquí.

Con información de Play Ground

Te puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo