Cómo saber si se puede confiar en una noticia de salud

Cuando se obtiene información de una noticia de salud es importante tomar ciertas recomendaciones para conocer el nivel de fiabilidad del estudio.

Por Metro Ecuador

La doctora Alicia White da recomendaciones a manera de pregunta, para el servicio británico de salud pública, (NHS, por sus siglas en inglés). Estas preguntas ayudan a medir la fiabilidad de una noticia de salud obtenida a través de un medio público, internet o un conocido.

1. ¿Está basada en una investigación científica?

Es importante conocer si el artículo presenta evidencia científica que argumente sus enunciados. En caso de que no exista tal evidencia, se debe cuestionar la fiabilidad de la noticia. Además, sucede lo mismo con investigaciones que no fueron publicadas, según la doctora White.

2. ¿Está el artículo basado en una reseña o “abstract” de un congreso?
Si un estudio es presentado en un congreso, por lo general, se encuentran en una etapa preliminar y sin revisiones de otros expertos.

Adicional a eso, es importante tomar en cuenta que las reseñas no suelen detallar la metodología de investigación que fortalece un estudio.

Por otro lado, si un estudio es publicado en una revista especializada, por lo general ya tuvo revisiones de otros expertos en el campo y pasó por evaluaciones lo que le permite tener un mayor grado de fiabilidad. En inglés ese tipo de garantía se denomina peer-reviewed.

3. ¿Se hicieron las pruebas en humanos?

Si el estudio muestra que sólo fue probado en células de laboratorio o en animales se debe tener cuidado, ya que eso significa que la investigación está en una etapa inicial, según la doctora la doctora White.

Para la experta, “muchos fármacos que muestran resultados prometedores en células de laboratorio no funcionan en animales y muchas sustancias que parecen prometedoras en animales no funcionan en humanos”.

4. ¿Con cuánta gente se hizo el estudio?

Para la doctora White, los resultados de un estudio más grande es más fiable. Pues los estudios pequeños pueden carecer de potencial estadístico.
“Así que cuando veas que un estudio se hizo solo con unas cuantas personas, toma la información con cuidado”.

5. ¿Tenía el estudio un grupo de control?

Los diferentes estudios contestar a diferentes preguntas sobre la salud. “Si la pregunta es sobre si un tratamiento o exposición a una sustancia tiene un efecto o no, entonces el estudio necesita tener un grupo de control”.

El objetivo de esto es realizar comparaciones que permitan evidencia qué sucede con el tratamiento para las personas que lo siguen y qué con las que no lo siguen .

Según la doctora, “si el estudio no tiene un grupo de control, entonces es difícil atribuirle los resultados al tratamiento con certeza”.

6. ¿Quién financió y quién condujo el estudio?

En la actualidad los estudios muchas veces están financiados por los propios fabricantes del producto que se está estudiando, según la doctora White.

Lo que significa que quienes financian son  parte interesada en los resultados del estudio y eso podría afectar los hallazgos según la doctora.

Sin embargo eso no se puede generalizar ya que según la doctora “Muchos (estudios) son muy buenos”.

Lo que si es importante es conocer quién financió para descartar un conflicto de intereses.

Fuente: BBC 

Recomendado: 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo