Las llantas son el único punto de contacto entre el vehículo y la superficie del camino. El mantenimiento de los neumáticos o llantas es de vital importancia a la hora de prevenir accidentes de tránsito.

Lo recomendable es revisar las llantas al menos una vez al mes.

Entre las recomendaciones de mantenimiento para los neumáticos se puede destacar:

  • Verificar mensualmente que la presión de aire sea la correcta, debemos seguir las recomendaciones de presión de inflado establecidas por el fabricante del vehículo que se encuentran en el manual de usuario o la placa informativa que se ubica en la puerta del conductor o tapa de combustible. Considerar que un exceso o falta de presión provoca un mal funcionamiento de los neumáticos y puede generar desgastes irregulares, pérdida de maniobrabilidad, daños estructurales del neumático, mayor consumo de combustible, desgaste de componentes mecánicos del vehículo, entre otros.
  • Realizar la rotación de neumáticos y alineación al menos cada 10.000 KMS. Esto asegura un desgaste uniforme y mayor rendimiento de kilometraje.
  • Revisar periódicamente el estado mecánico del vehículo y asegurar que sus componentes de suspensión y dirección estén en óptimas condiciones.
  • Tener precaución al circular por caminos donde se pueda encontrar objetos/condiciones que dañen la llanta.
  • No dejar el vehículo en lugares inseguros donde la llanta pueda ser objeto de daños intencionales.
  • Verificar si el tipo de neumáticos utilizados son los apropiados para la aplicación y carga que se transporta.

Es importante que cuando los neumáticos presenten cualquier tipo de condiciones no usuales o daños, acudir donde un profesional que realice un chequeo exhaustivo para determinar el origen del problema y si se puede dar solución o si se debe retirar de servicio al neumático para garantizar la seguridad de los ocupantes del vehículo.

Compra de llantas

Es recomendable siempre asesorarse por un experto al momento de adquirir neumáticos nuevos, el experto podrá recomendar el producto adecuado para el tipo de vehículo, uso y caminos que va a recorrer el usuario. De igual forma es importante adquirir las llantas en un lugar de confianza, que ofrezca garantía de fábrica para los productos que comercializa.

De esta manera el comprador estará en buenas manos y podrá sentirse seguro de que adquirió neumáticos con la asesoría de un experto y en un lugar de confianza que lo respaldara ante cualquier situación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo