¿Padeces del trastorno de sueño de la cabeza que explota?

Este problema se presenta con un fuerte y repentino ruido a la hora de dormir. Este sonido en realidad no existe, es imaginario, pero no implica que te estés volviendo loco.

Por Metro Ecuador

El ‘síndrome de la cabeza que explota’ es un trastorno de sueño común, pero que pocas personas saben que padecen.

Este problema se presenta con un fuerte y repentino ruido a la hora de dormir. Este sonido en realidad no existe, es imaginario, pero no implica que te estés volviendo loco.

De acuerdo a información recolectada por Infobae, existe entre un 10 o 15% de las personas que experimentan el “síndrome de la cabeza que explota” (EHS, por su nombre en inglés: “exploding head syndrome”), un fenómeno que aparece, sigiloso, en el momento en que una persona se está quedando dormida.

El EHS comienza cuando una persona escucha un ruido fuerte, como un estadillo, generalmente es indoloro y dura sólo unos segundos.

Se afirma que el sonido es similar al de truenos, disparos o hasta fuegos artificiales, potentes y fugaces, pero fundamentalmente inexistentes.

“Hay un repentino crescendo de ruido, luego una explosión profunda, una sensación de electricidad y un brillante destello en la visión, como si alguien hubiera encendido un proyector delante de mi cara”, explicó una víctima de este trastorno a la cadena BBC.

Al escuchar este ruido, algunas personas se despiertan, otras, que padecen el síndrome con mayor frecuencia, se mantienen nerviosas y aterradas a la hora de ir a la cama, lo que les produce pesadillas.

Debido a que el “trastorno de la cabeza que explota” ocurre cuando una persona se está quedando dormida, varios investigadores sostienen que podría estar relacionado a que el cerebro tiene problemas para “apagarse”.

“La forma en que suelo explicar el síndrome es que se debe considerar al cerebro como una computadora”, dijo Sharpless. “Uno pasa por una serie de pasos cuando está apagando una computadora. Con el cerebro es lo mismo. Al irnos a dormir, nuestras neuronas auditivas y visuales se inhiben. Lo que pensamos que sucede durante este desorden es que, en lugar de apagarse, estas neuronas se disparan a la vez y, cuando lo hacen, crean una percepción de sonido aumentada. Por eso se oyen ruidos fuertes”.

¿Existen tratamientos?

Por ahora, no hay tratamientos bien establecidos para este problema, y nunca ha habido un ensayo controlado para ello. “No hay mucho dinero para estudiar el EHS y muchos médicos nunca han oído hablar de él”, dijo Sharpless. Todavía hay otros trastornos más urgentes, que merecen más atención.

El mejor consejo para las víctimas es “no asustarse y darse cuenta de que es un evento natural”. Pero para aquellos que experimentan el trastorno con una frecuencia insoportable, o con una intensidad particularmente preocupante, se puede aconsejar -médico mediante- el uso de antidepresivos, bloqueadores de los canales de calcio (que a menudo se utilizan para trastornos de dolor de cabeza) o anticonvulsivantes.

Con información de Infobae

Te puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo