¿Qué hacer ante la noticia de un embarazo adolescente?

En el 2010, el Ecuador era el primer país en índice de embarazo adolescente en la Región Andina. Desde entonces, el porcentaje ha disminuido; sin embargo aún son innumerables los casos de jóvenes entre 12 y 19 años que tienen que asumir la maternidad.

Por Metro Ecuador

Ecuador en el 2010 era el primer país con mayor índice de embarazos precoces en la región andina.  Dos de cada 10 partos son de adolescentes y cuatro de cada 10 mujeres afirman que tuvieron su primer hijo en la adolescencia, según el censo aplicado en el 2010 por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC).

En el 2015 se determinó que el Ecuador redujo un 10,2% la incidencia de embarazo en mujeres de 10 a 14 años, y 12,9% en jóvenes de 15 a 19 años durante el período del 2010 al 2013.

A pesar de la reducción de la incidencia del embarazo adolescente en el Ecuador, las cifras aún son preocupantes tanto para el Estado, como para las familias e incluso para organizaciones sin fines de lucro como el Centro Médico de Orientación y Planificación Familiar (Cemoplaf)

¿Por qué tantos adolescentes se embarazan en el Ecuador?

Para Karla Maldonado, directora de comunicación de Cemoplaf, la respuesta está en la falta de información en la prevención de situaciones de riesgo en la sexualidad de los jóvenes. Temas como enfermedades sexuales o el embarazo son asuntos “que no se abordan con la seriedad que se debe”.

Maldonado, además, afirma que se debe hablar con los adolescentes de manera clara y sencilla. Se les debe explicar aspectos como el uso de métodos anticonceptivos con las debidas aclaraciones como que ninguno, excepto la abstinencia, es 100% efectivo y que solo el condón protege frente a infecciones de transmisión sexual.

July Ruiz, sexóloga, complementa el argumento de Maldonado afirmando que los padres deben abordar el tema de la sexualidad desde la niñez. Para ello, deben utilizar un lenguaje sencillo pero explícito; es decir, llamando las cosas por su nombre.

Cuando las espinillas y el vello en exceso aparecen, es momento de que los padres sean aún más claros en el tema. Ruiz explica que es ahí cuando los progenitores deben hablar sobre la masturbación, infecciones de transmisión sexual y el embarazo adolescente.

Ana Jara se embarazó cuando tenía 17 años. Ella asegura que no faltó una madre y una abuela que le advirtieran sobre las consecuencias de tener relaciones sexuales sin protección. Incluso, Jara recuerda que en su colegio religioso las clases de educación en el tema abundaron, por eso ella no cree que fue la falta de información lo que provocó su embarazo.

Maldonado explica que en Cemoplaf Adolescentes, un departamento del Centro Médico, buscó un método más efectivo para informar a los chicos. Para ello creó un programa de promotores entre 10 a 19 años que se capacitan en temas de sexualidad. La labor de los chicos es de instruir a otros adolescentes en el tema pues es más probable que los jóvenes comprendan e interioricen un mensaje cuando viene de sus pares.

Así mismo, Cemoplaf ha creado el programa ‘Mucha Nota’, que incluye una página web www.muchanota.org, con información real y científica sobre salud sexual y reproductiva con un enfoque específico para adolescentes.

Maldonado afirma que “ahora los jóvenes utilizan la tecnología” y que por ello se creó una plataforma que, utilizando el lenguaje coloquial de los adolescentes, brinda confidencialidad, calidez y calidad en los servicios .

Otra de las posibles causales del embarazo adolescente en el Ecuador es que ahora la edad en la que los jóvenes inician su actividad sexual empieza a los 13 o 14 años en el caso de varones y los 15 y 16  para las mujeres. Esos son los datos que maneja Cemoplaf.

Jara recuerda que su primer encuentro sexual fue con el padre de su bebé. Ambos llevaban una relación inestable. Según ella, eran muy jóvenes como para entender las responsabilidades que implica un noviazgo, y ni siquiera puede señalar una razón por la que fue enamorada de este chico.

Ruiz, en su mirada de sexóloga, explica que el despertar de la sexualidad en los seres humanos es una cuestión natural.  Algunas teorías incluso aseguran que se desarrolla desde el vientre materno a pesar que no exista conciencia de ello.

Si se busca establecer una edad biológica es a partir de los 12 o 13 años, cuando los adolescentes experimentan cambios en su cuerpo y por lo tanto exploran su sexualidad, menciona Ruiz.

Sin embargo, las relaciones sentimentales que entablan los adolescentes muchas veces se debe a una presión social:

Los chicos ahora hacen las cosas por quedar bien o por estar en moda más que por los sentimientos”, dice Ruiz.

Además, la sexóloga explica que hay que entender a la pareja como algo que tiene sus etapas y conlleva su responsabilidad. Es importante la comunicación con los padres para saber llevar un enamoramiento sano.

¿Qué hacer ante la inesperada noticia de un embarazo adolescente?

Cuando una joven cree que está en estado de gestación, lo primero que se debe hacer es verificar que efectivamente esté embarazada.  Maldonado cuenta que en Cemoplaf  muchos son los casos de jóvenes que llegan después de una hora de la relación sexual afirmando que están embarazadas, esta es otra muestra de desinformación.

July Ruiz, en cambio, insiste en que lo importante es la comunicación y que por lo tanto lo primero que debe hacer una muchacha al enterarse que está embarazada es hablar con los padres. Eso se debe a que un adolescente “no está en la edad madura para entender lo que implica la crianza de un hijo, no solamente en la parte emocional sino también física”

Si los padres de las jóvenes no brindan el apoyo que necesita una adolescente embarazada, entonces Cemoplaf es una de las opciones que brindan acompañamiento y consejería para que puedan afrontar la situación.

Hay que recordar que el embarazo adolescente no es un tema que se aplica únicamente en el caso de mujeres, los hombres tienen igual responsabilidad en el proceso y por lo tanto también deben asumir la paternidad con el apoyo de los padres del varón.

¿El aborto es una opción?

Las opciones que tiene una chica al quedar embarazada son: asumir la paternidad, dar el hijo en adopción o el aborto. Es enfático recalcar que la única persona en capacidad de decidir es la joven.

En el Ecuador el aborto es legal únicamente cuando está en riesgo la salud de la madre y cuando una mujer con discapacidad mental ha sido violada, en estos casos la práctica médica está bajo el amparo de la Ley, afirma Maldonado.

Por ello, Cemoplaf se encarga de advertir y asesorar a las adolescentes sobre el riesgo que implica la práctica de abortos clandestinos, pues estos se realizan en condiciones inseguras y ponen en riesgo la vida de las jóvenes. “Es importante trabajar en la prevención de optar por el aborto”, asegura Maldonado.

Relacionado:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo