logo
Estilo de Vida
Estilo de Vida 05/05/2017

Uso de gafas “piratas” puede generar riesgos

El uso de gafas que no cumplen con la protección ante la radiación UV pueden afectar la salud de nuestros ojos, llegando incluso a la pérdida total de la visión.

Los efectos por el uso de las conocidas gafas ‘piratas’ y los lentes oftálmicos no prescritos pueden ocasionar graves patologías visuales, que no se sienten de manera inmediata, sino luego de varios meses o incluso años después. Los daños son provocados, principalmente, por la radiación UV-A, la cual está compuestos por:

  • UV-A: Causa el bronceado y se cree que contribuye al envejecimiento y cáncer de piel.
  • UV-B: Puede causar quemaduras solares y cáncer de piel.
  • UV-C: Son de poco interés ya que no penetran la atmósfera de la Tierra.

Alejandro Lalama, optómetra de Óptica Los Andes, indica que: “este tipo de gafa (‘pirata’) o lente pueden llegar a causar hasta la ceguera si la exposición a la radiación UV ha causado una degeneración a nivel de la mácula (mancha roja de la piel, debida a una dilatación de los capilares sanguíneos).El utilizar gafas o lentes piratas pueden no bloquear el ingreso de estos rayos y provocar el crecimiento de la misma, complicando el cuadro. Si el daño es considerable, se puede perder parcial o completamente la visión y de manera irreversible”.

Entre las patologías más comunes que pueden desarrollarse por el uso de este tipo de gafas son:

Pterigium: Es un crecimiento anormal de la conjuntiva sobre la córnea. Ocurre más frecuentemente sobre el lado nasal, pero puede ocurrir también en el lado externo del ojo o en ambos. La lesión crece por encima de las opacidades y sobrepasa la córnea en forma de triángulo, ocasionando disminución de la visión. Se puede presentar en diferentes grados de severidad. Su crecimiento está relacionado a la exposición a la radiación UV. Por lo general es indoloro y los síntomas dependen principalmente del tamaño de la lesión. Los más pequeños pueden ser asintomáticos, pero a medida que crecen pueden generar molestias en la superficie del ojo como: Ojo rojo, lagrimeo, sensación de cuerpo extraño y en casos severos, astigmatismo.

Catarata: Es una pérdida de la transparencia del cristalino y en el caso de ser causada por la radiación solar es debida a una exposición excesiva y prolongada a la radiación UV. Solo las gafas certificadas con bloqueo UV son adecuadas para poder proteger las estructuras del ojo y evitar este problema.

Retinopatías: Existen diferentes tipos de alteraciones en la retina (capa más interna del ojo) que pueden ser originadas por la radiación UV. Esta patología consiste en la degeneración de la capa interna del ojo y es causada por múltiples factores entre los que pueden destacar enfermedades sistémicas como Diabetes e Hipertensión así como exposiciones prolongadas y sin protección a la radiación UV.

Cáncer de párpado: Es uno de los principales tipos de cánceres a nivel de rostro y cuello. La formación de este tipo de cáncer se origina por la exposición prolongada y sin protección a la radiación UV. Las gafas piratas que no bloquean estos rayos ponen en riesgo a quienes las usan de llegar a una consecuencia como la mencionada.

 

El uso de una gafa original garantiza el bloqueo de la radiación ultravioleta (CE UV-400 o 100% de protección) e impide el ingreso de los rayos hacia estructuras oculares sensibles, evitando problemas o molestias en actividades diarias como conducción o adaptación a la oscuridad. Además, previene las patologías mencionadas anteriormente.