Ventajas de vivir solo

Existen ciertas ventajas de vivir solo que te aportan un crecimiento personal como por ejemplo responsabilidad, conocerte a ti mismo y entre otras.

Por Metro Ecuador

Cuando no tienes compañero de casa quedas casi forzado a enfrentarte a tus propios pensamientos y emociones. Seguro que es grato dialogar con alguien al final del día, pero cuando no hay nadie allí, quedas a merced de uno de dos caminos: conocerte y compartir contigo mismo.

Pero incluso en esos casos, pronto el zumbido permanente de los artefactos pierde su fuerza. Además, incluso quienes temen vivir solos y lo hacen no por elección, sino por razones circunstanciales, de pronto notan que son los únicos responsables de las elecciones de cada situación de vida.

Hay mucho por ganar al experimentar este modo de vida por corto, mediano o largo tiempo, a tu elección, por lo que te presentamos algunas ventajas de vivir solo:

Pones tus propias reglas. Si estás solo haces lo que quieres, cuando quieres, y a tu propio ritmo. ¡Eres el rey de tu castillo!

Te relacionas mejor con los demás. Al compartir poco tiempo con otros (incluyendo tus familiares y hasta tu pareja), aprecias más el tiempo compartido.

Desarrollas el ingenio. No tienes a quién recurrir en ciertos momentos, y esto significa que, si tienes muy poco tiempo libre por día para asear la casa, desarrollas mecánicas personalizadas para hacerlo en menos tiempo, así como también aprender a solucionar circunstancias y optimizar tus tiempos.

Administras mejor. Al no tener a quien delegar ciertas responsabilidades, aprendes a administrar mejor tanto el dinero como también el tiempo y los recursos.

Te haces más responsable. Especialmente si antes vivías en casa de tus padres o con una persona encargada de las responsabilidades, al estar solo te enfrentas a fechas límite, pagos por hacer, cosas por cumplir, y pronto encuentras maneras de hacerlo en los tiempos indicados.

Tomas decisiones. No hay nadie a quien consultar o “pedir permiso” para muchas de las cosas del día a día, así que eres quien toma las decisiones.

Con esto no queremos decir que salgas a vivir solo. Vivir con compañía también es una manera genial de fomentar relaciones. Pero en la mayoría de las demás circunstancias de vida, vivir en soledad puede ser una decisión hacia tu bienestar, incluso si fuera por algún corto tiempo, según reseña cómo hacer para.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo