8 razones para beber café en la mañana

Por METRO

La bebida más consumida del mundo después del agua sirve para algo más que para «espabilarse» por las mañanas: 

1. Café y corazón no están reñidos: el café siempre ha ocupado una posición privilegiada en la lista de alimentos que provocan problemas cardiovasculares. Sin embargo, una investigación liderada por el Hospital Samsung Kangbuk de Seúl (Corea del Sur) demuestra que no sólo no es malo para el corazón, sino que, consumido con moderación, el café minimiza las posibilidades de sufrir un infarto ya que ayuda a la reducción del calcio en las arterias evitando su obstrucción.

2. Una vida más larga: Hasta un 10% en el caso de los hombres y un 15% en el de las mujeres. Un estudio de la Universidad de Harvard realizado entre más 400.000 personas durante un periodo de 15 años concluye que beber café a diario mejora la esperanza de vida. Los resultados no varían si el consumo es de descafeinado, lo que pone de manifiesto que la fórmula de la juventud no está directamente asociada a la cafeína sino a otros componentes del café.

3. Aliado de belleza: hace tiempo que la industria de la belleza descubrió las propiedades cosméticas del café: cremas anticelulíticas, exfoliantes y contorno de ojos… La cafeína aplicada sobre la piel favorece la circulación pero sus beneficios van más allá. Beber café a diario protege al organismo de los radicales libres, principales responsables de acelerar el envejecimiento de la piel. El café ayuda a mantener la juventud de la dermis evitando la aparición de arrugas prematuras y favoreciendo la firmeza y vitalidad de la piel.

4. Mantiene la línea: Combinado con una dieta equilibrada, el café resulta ser el aliado perfecto para mantener las grasas a raya. Los nutricionistas recomiendan beberlo a diario porque ayuda al organismo a deshacerse de las grasas acumuladas.

5. Antidepresivo: Al chocolate como remedio para paliar las penas le ha surgido un gran competidor: el café, y éste no engorda. Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Harvard durante 10 años con la colaboración de más de 50.000 mujeres, demuestra que las personas que consumen café a diario tienen hasta un 20% menos posibilidades de sufrir depresión. Reducción que no se aprecia en aquellas mujeres que consumieron café descafeinado.

6. Stop al dolor: Medicina para el alma y… el cuerpo. Un informe publicado por BMC Research Notes asegura que el consumo de café puede reducir el dolor de cuello y hombros hasta en un 14%. Este poder analgésico se suma a su uso para aliviar dolores de cabeza.

7. Memoria a largo plazo: Que el café aumenta el rendimiento intelectual es un hecho pero su poder a largo plazo va más allá del inmediato efecto de «despertar» la mente. El consumo diario de café favorece la memoria a largo plazo y reduce considerablemente las posibilidades de padecer enfermedades degenerativas como Alzhéimer (-65%) o Parkinson (-50%) según los datos del Instituto Karolinska (Estocolmo, Suecia).

8. Antes, durante y después de hacer deporte: como desvela la Sociedad Internacional de Nutrición en el Deporte, la cafeína aumenta los niveles de adrenalina generando una mayor predisposición y motivación para hacer ejercicio. Durante la práctica, favorece la contracción muscular lo que alivia la sensación de cansancio y aumenta el rendimiento deportivo. La cafeína, además, acelera la recuperación y reduce el dolor muscular después del entrenamiento hasta en un 48%. El «café on the go» es el formato perfecto para combinarlo con actividades deportivas.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo