Entretenimiento

A este actor de La Casa de Papel le dieron 3 meses de vida y hoy es todo un motivador y ejemplo a seguir

Álvaro Morte se convirtió en uno de los personajes más influyentes en la industria, pese a que su vida estuvo en peligro.

Tras el éxito de La Casa de Papel se esconden muchas realidades a veces un poco trágicas que incluyen a sus actores y que muchos desconocen. Tal es el caso de Álvaro Morte, quien interpreta al famoso «, Profesor» quien tuvo que afrontar por años de un cáncer que le aquejaba y que por poco casi pierde la vida. Por ello, él esconde una historia real de superación que pocos han podido contar y esto es algo que fortalece su imagen y calidad humana que en parte logra transmitir a través de sus interpretaciones.

Y es que a Morte los especialistas le daban solo 90 días de vida una vez que hallaron el tumor cancerígeno en su muslo izquierdo. Luego de ello, más allá de derrumbarse, él salió adelante de tal forma que logró erradicar esta enfermedad con el mejor optimismo y fortaleza que le dio su familia, así como sus seres queridos. Y aunque el morir siendo tan joven aún siempre rondaba por su cabeza, él no se dejó derrumbar y siguió con fe y la certeza que algún día esa pesadilla acabaría.

A este actor de La Casa de Papel le dieron 3 meses de vida

Y es que tal como lo describe el famoso «Profesor» de La Casa de Papel, una vez dado el diagnóstico, por su mente pasaron cientos de pensamientos, uno más fatal que el otro, pero sin embargo, no dejó acobardarse y por ello asumió con valor el rudo tratamiento y poco a poco fue notando la mejoría que lo llevó a combatir este terrible tumor. «Al principio creía que me iba a morir, que me cortaban la pierna…Y no ha pasado nada. Pero en ese tiempo pensaba: si me muero dentro de tres meses, ¿puedo hacerlo tranquilo? ¿He respetado a la gente que me rodea y que me quiere? ¿He sido fiel a mis principios?», reveló el actor a la revista Cocktail y así lo reseñó Spoiler.

Además él refirió que sumir esta información no le resultó tan fácil, pues tenía solo 30 años cuando le dijeron que no tendría un futuro muy satisfactorio. De ahí su empeño por mantenerse firme y acatar todas las indicaciones del tratamiento que le permitieran por lo menos alargar un poco más su existencia. Y así poco a poco y con mucho ímpetu y ganas de vivir plenamente cada día erradicó por completo este tumor que por poco le ciega la vida y no le hubiese permitido disfrutar del éxito que tiene actualmente con cada uno de sus personajes.

A su criterio, esto le dejó muchas lecciones, entre ellas el valorar cada día y agradecer a Dios por despertar con fe y entusiasmo pese a las adversidades. «Me ha llevado a disfrutar del momento, sonreír cada mañana y que no haya nada que me quite el buen humor. Si permito que la presión me invada, se vendrá en contra mía, prefiero vivir el momento. Yo he estado muy abajo, así que no me puede vencer la presión», añadió durante la entrevista.

Más lecciones de vida

Con todo lo expuesto, Morte demuestra que por muchas duras pruebas que tenga la vida, siempre hay razones para agradecer y sonreír. No del todo es malo, solo hay que saber sacar las mejores oportunidades a todo lo que vaya presentando en el camino, sea bueno o malo. Además, esto le ha servido para ser uno de los compañeros de trabajo más alegres y que motive a otros a seguir adelante.

Esto es algo que saben aprovechar sus colegas y demás personas que lo conocen y siempre se llevan el mejor de los consejos, apoyos o reconocimientos de este actor que además destaca por ser un hombre capaz de remover emociones en pantalla. Y esto es algo que los productores y demás realizadores toman en cuenta para incluirlo en sus proyectos a los que sabe sacarle siempre la mejor interpretación.

También puedes ver:

Tags

Lo Último


Te recomendamos